«Estoy tranquila, yo no he robado nada al Ayuntamiento de Marbella»

La defensa de la tonadillera solicita al tribunal malagueño la «nulidad radical» del caso que se juzga ya que, a su juicio, «no existen indicios ni sospechas» contra su clienta.

0

«Soy inocente de lo que se me acusa, estoy muy tranquila y no he robado nada al Ayuntamiento de Marbella, eso está muy claro». Con estas palabras de Isabel Pantoja a las 08,40 horas a la edición online de un diario de tirada nacional, justo a la entrada de la Audiencia de Málaga, comenzó ayer el juicio más mediático del año, aunque solo sea una pieza de otro, el caso Malaya. La defensa de la cantante, acusada de blanqueo de capitales y a la que le puede caer una multa de 3,8 millones de euros y tres años y medio de cárcel, instó a «la nulidad radical» del caso que se juzga, al indicar que las actuaciones comenzaron «sin absolutamente nada, ni indicios ni siquiera una mera sospecha» contra su defendida, poniendo de manifiesto el «principio inquisitivo general» con el que se lleva a cabo.

Ésta ha sido una de las cuestiones previas planteadas por los letrados de los acusados en la primera sesión de la causa. El Tribunal acordó dar por terminada la sesión y continuar la vista oral hoy con las contestaciones a estas alegaciones jurídicas planteadas por las defensas, que se quedaron de piedra cuando vieron cómo la fiscal aportaba documentación que, según éstas, «era sorpresiva y atentatoria» contra su derecho a proteger a sus clientes, dado el tiempo que ha tenido para presentar estos documentos. Muy posiblemente, se filtrarán parte de los mismos, dado que ya sucedió algo parecido con el Duque de Palma, cuando declaró en el caso Nòos el pasado mes de febrero.

Al igual que sucedió en la capital balear, en la de la Costa del Sol hubo un gran revuelo mediático, ya que están acreditados más de 30 medios, algunos de ellos extranjeros, si bien muchos pertenecían a la prensa rosa. También hicieron acto de presencia seguidores de la tonadillera, que se apostaron frente a las puertas de la Audiencia desde las 07,00 horas.

Mientras los reporteros de los programas del corazón intentaban hacer crónicas jugosas con los fans de la cantante, de puertas adentro, el abogado de la misma indicó al tribunal encargado del enjuiciamiento que en las primeras resoluciones llevadas a cabo no se hace referencia a su patrocinada, a pesar de lo cual se llevaron a cabo actuaciones de investigación no solo sobre ella sino también su hijo, Francisco Rivera, su entorno y sus sociedades.

También alegó la vulneración de derechos fundamentales en cuanto a la detención de su defendida, con unos informes policiales presentados el mismo día, por lo que indicó que «estaba acordada de antes». Además, habló del estado «absolutamente lamentable» en el que llegó al juzgado instructor para declarar, porque «no sabía ni dónde estaba respecto a las posibles respuestas».

Asimismo, el letrado se refirió a la publicación de la ficha policial de Pantoja, a la «exposición mediática continuada» y al trato «degradante», por lo que todo, en suma, supone «una conculcación» de derechos fundamentales. Hasta se permitió calificar de «grosero e incierto» el informe de las Fuerzas de Seguridad sobre el patrimonio de su clienta.

Por su parte, la defensa del exalcalde de Marbella Julián Muñoz solicitó al tribunal que se suspenda el juicio hasta que haya sentencia firme del caso Malaya, refiriéndose a la teoría del fruto del árbol envenenado.

El letrado de la exmujer del que fuera pareja de Pantoja, Maite Zaldívar, puso de manifiesto que las defensas no han tenido acceso a una serie de piezas documentales, lo que podría suponer que la causa se retrotraiga al juzgado de instrucción. Según los expertos consultados, es la que peor lo tiene de los tres famosos imputados, ya que parece que hay constancia del rastro de dinero que dejó ésta.