España despacha con 12 guardias civiles su compromiso ante Obama

Pese a que la retirada de Kosovo se justificó en parte por la necesidad de desviar las tropas al país asiático, finalmente el ‘refuerzo’ consistirá únicamente en un grupo de instructores

Haciendo buena la frase de que la montaña acabó pariendo un ratón, la ministra de Defensa, Carme Chacón, informó ayer de que el compromiso adquirido con España ante sus socios de la OTAN, y especialmente con el presidente de EEUU, Barack Obama, para reforzar su implicación en la lucha contra el terrorismo en Afganistán, se traducirá finalmente en el poco más que simbólico envío de una docena de guardias civiles.

Los miembros de la Benemérita, además, no participarán en ningún tipo de acción de guerra, puesto que su única misión en el país asiático consistirá en adiestrar a «un batallón electoral».

Según detalló la socialista ante los medios de comunicación en Estrasburgo, donde anoche comenzó la cumbre de la OTAN, dicha formación supondrá un coste de 14,15 millones de euros, que también servirán para la construcción de una base de apoyo avanzado, en virtud del acuerdo alcanzado el pasado mes de julio.

En cuanto a otras aportaciones que podría hacer el Gobierno de Madrid de cara a las elecciones afganas, Chacón precisó que esta aportación se está estudiando en tres frentes: «militar, civil y financiero». «Cuando tengamos realizado al completo este estudio de las necesidades, daremos cumplida cuenta», añadió sin facilitar detalle alguno.

Horas antes, en Madrid, la vicepresidenta De la Vega explicaba que, al margen de la exigua participación del Instituto Armado, «España no ha tomado ninguna decisión por el momento» sobre el envío de más tropas.

Así, pese a que una de las justificaciones para la polémica retirada de Kosovo fue que los efectivos que se detrajeran del territorio balcánico serían enviados a Afganistán, lo cierto es que no habrá, al menos por el momento, ningún tipo de gesto hacia Obama, el principal impulsor del incremento del contingente internacional.

La número dos del Gobierno explicó que, «a día de hoy», hay un total de 778 efectivos militares españoles destinados en Afganistán para realizar tareas de reconstrucción del país.

En referencia a las ácidas críticas del presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, que recordó que Moncloa había declarado públicamente que no enviaría más tropas, la socialista replicó que el jefe de la oposición es incapaz «de aprender nada».

«Más le valdría tomar ejemplo de lo que ayer -por el jueves- hicieron los líderes mundiales en Londres, aparcando sus diferencias y buscando puntos de encuentro para superar las dificultades». «Los ciudadanos no merecen una oposición tan cicatera ni tan desleal», añadió sin argumentar cuáles han sido los motivos del cambio de política denunciado por el conservador.

Por último, De la Vega proclamó que, a diferencia del caso Kosovo, ahora no ha existido descoordinación entre la titular de Defensa y el de Exteriores, debido a que el anuncio del envío de efectivos a Afganistán lo ha hecho Moratinos y no Chacón. «No hay ninguna descoordinación», sostuvo en un intento por evitar otra polémica.

FuenteAgencias  Madrid
Compartir