Encuentran los cuerpos de la madre y el niño desaparecidos en Adeje

Los hechos comenzaron el martes cuando el hijo y hermano de los desaparecidos contó que su padre les había llevado a una cueva de la isla, donde les habría agredido

145
En el dispositivo de búsqueda participaron agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y efectivos de Bomberos.
e.p./ santa cruz de tenerife Los cuerpos de la mujer y su hijo de diez años desaparecidos en la tarde de ayer en el municipio de Adeje, en Tenerife, fueron encontrados muertos en el interior de una cueva situada entre el Barranco del Burro y el Barranco del Infierno. Un amplio dispositivo formado por más de cien personas llevaba todo el día buscándolos por tierra y aire en la zona rural de La Quinta de Ifonche y finalmente fueron hallados sin vida. La causa quedó bajo secreto de sumario y las diligencias se están tramitando bajo competencia del Juzgado de violencia sobre la mujer número 1 de Arona, según informaron fuentes judiciales. En el dispositivo, activado desde las once de la mañana, participaban agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local, así como efectivos del Consorcio de Emergencias de Bomberos y dos helicópteros, uno de ellos perteneciente al Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) del Gobierno de Canarias, al que se sumó una unidad de tierra. estado de shock Los hechos ocurrieron el martes, sobre las cinco de la tarde, cuando un niño de cinco años, hijo y hermano de los desaparecidos, fue encontrado por unos vecinos en la zona de La Quinta. Al parecer, el menor se encontraba en estado de shock y no hablaba español, por lo que se tuvo que contactar con una vecina que hablaba su idioma. El menor contó que su padre les había llevado a una cueva, donde les habría agredido, y él pudo salir huyendo, por lo que inmediatamente se dio aviso a la Policía Local de Adeje. El hombre fue localizado posteriormente en su casa, situada en el casco de Adeje, donde fue detenido, y por el momento se había negado a decir dónde se encontraba el resto de su familia, todos de nacionalidad alemana. La vivienda también fue registrada por parte de la Guardia Civil. En el caso del menor, éste se encuentra bajo tutela judicial. En el dispositivo de búsqueda participaron agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y efectivos de Bomberos. / efe
Publicidad

Los cuerpos de la mujer y su hijo de diez años desaparecidos en la tarde de ayer en el municipio de Adeje, en Tenerife, fueron encontrados muertos en el interior de una cueva situada entre el Barranco del Burro y el Barranco del Infierno. Un amplio dispositivo formado por más de cien personas llevaba todo el día buscándolos por tierra y aire en la zona rural de La Quinta de Ifonche y finalmente fueron hallados sin vida.

La causa quedó bajo secreto de sumario y las diligencias se están tramitando bajo competencia del Juzgado de violencia sobre la mujer número 1 de Arona, según informaron fuentes judiciales.

En el dispositivo, activado desde las once de la mañana, participaban agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local, así como efectivos del Consorcio de Emergencias de Bomberos y dos helicópteros, uno de ellos perteneciente al Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) del Gobierno de Canarias, al que se sumó una unidad de tierra.

estado de shock

Los hechos ocurrieron el martes, sobre las cinco de la tarde, cuando un niño de cinco años, hijo y hermano de los desaparecidos, fue encontrado por unos vecinos en la zona de La Quinta. Al parecer, el menor se encontraba en estado de shock y no hablaba español, por lo que se tuvo que contactar con una vecina que hablaba su idioma. El menor contó que su padre les había llevado a una cueva, donde les habría agredido, y él pudo salir huyendo, por lo que inmediatamente se dio aviso a la Policía Local de Adeje.

El hombre fue localizado posteriormente en su casa, situada en el casco de Adeje, donde fue detenido, y por el momento se había negado a decir dónde se encontraba el resto de su familia, todos de nacionalidad alemana. La vivienda también fue registrada por parte de la Guardia Civil. En el caso del menor, éste se encuentra bajo tutela judicial.

En declaraciones a los medios, el alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, indicó que, al parecer, el padre vivía en el municipio, aunque no estaba empadronado, y su familia iba y venía a la isla para visitarlo. Hasta ahora, las hipótesis apuntaban a un presunto delito de violencia machista, si bien no consta ninguna denuncia por malos tratos, por lo que habrá que esperar a que termine la investigación.