El verano será más caluroso de lo normal en la Península

Las precipitaciones estarán en los niveles habituales de esta estación.

El próximo verano, que llegará el 21 de junio a las 18.38 horas, será más caluroso de lo normal y con precipitaciones en torno a los niveles habituales para esta estación, en el conjunto de la Península y Baleares, mientras que en Canarias, no se aprecian diferencias significativas respecto al periodo de referencia 1981-2010.

Así lo explicó el jefe de Climatología de la Agencia Estatal de la Meteorología (AEMET), Antonio Mestre, que apuntó que se espera una “tendencia moderada” de que las temperaturas del trimestre julio-septiembre se sitúen por encima de lo normal, aproximadamente 1 grado por encima normal.

Además, en la rueda de prensa estacional, la portavoz de la AEMET, Ana Casals, señaló que “hay una mayor probabilidad de que la temperatura alcance valores superiores a la media del periodo de referencia” en toda España menos en Canarias, donde parece que será normal, después de la cuarta primavera más cálida y la octava más seca desde 1961.

En todo caso, el jefe de predicción de la agencia, Ángel Alcázar, pronosticó que el periodo estival comenzará el domingo con inestabilidad, nubosidad abundante y con tormentas que afectarán principalmente al interior y a los sistemas montañosos de la mitad norte, aunque no serán severas. El lunes, la inestabilidad se extenderá al nordeste y los sistemas Ibérico, Central y a partir del martes las tormentas se producirán de forma más generalizada y sobre todo en la mitad norte, interior de la Península y sistemas montañosos.

De aquí hasta el domingo, indicó que la situación, “compleja desde el punto de vista de la predicción” parte de un momento actual de estabilidad y flujo de norte, con algunas precipitaciones en el Cantábrico oriental y Pirineos y que las temperaturas no van a cambiar “mucho”, aunque subirán en Madrid, Andalucía y Levante, donde superarán los 30 grados centígrados pero sin llegar a niveles de aviso y con valores normales en el resto. El último día de la primavera tendrá estabilidad con cielos despejados.

En lo que respecta a las precipitaciones estivales, no se han apreciado variaciones importantes para ninguna zona de España en los meses de julio, agosto y septiembre respecto a la climatología del periodo de referencia 1981-2010.

FuenteEuropa Press 
Compartir