El sector del motor prevé que las ventas suban un 14,6% en 2014

Foconauto estima que este ejercicio llegarán al consumidor 830.000 vehículos, tendencia que continuará al alza en 2015 con una subida del 1,6% y que pasará el millón de unidades en 2017.

1

El sector del motor se ha convertido en uno de los impulsores de la economía nacional y las previsiones sobre su desarrollo en los próximos meses son halagüeñas. Las ventas de automóviles nuevos en el mercado español cerrarán el presente ejercicio con un volumen de unas 830.000 unidades, lo que supondrá un incremento de las mismas del 14,6% en comparación con las cifras del año anterior, según los datos de la consultora MSI presentados ayer durante el XXIII Congreso de Faconauto.

Así, las estimaciones de la consultora contemplan que el mercado automovilístico español continuará con la tendencia al alza en los próximos ejercicios, con un leve crecimiento del 1,6% en 2015, hasta alcanzar cerca de 844.000 unidades, y una subida de más del 13% en 2016, con 956.000 unidades. No obstante, la barrera del millón de unidades comercializadas en España en un año completo no se recuperará hasta 2017, según MSI, que prevé que en ese año se matriculen 1,001 millones de turismos y todoterrenos en el mercado nacional, lo que se traducirá en una progresión del 4,72% respecto a los datos de 2016.

En cuanto a las entregas de vehículos de ocasión, el consejero delegado de MSI, José Armenteros, apuntó que la estimación es que al cierre de 2014 se vendan 1,57 millones de unidades, lo que supondrá un crecimiento del 9,3% y que, por cada coche nuevo matriculado, se venden 1,9 de segunda mano.

La previsión para 2015 contempla que el mercado de ocasión baje un 0,4% en España, hasta 1,56 millones de unidades, mientras que los cálculos de la consultora para 2016 sitúan en 1,61 millones de vehículos las entregas de coches de ocasión, lo que representa un crecimiento del 2,8% respecto al año previo.

Asimismo, MSI prevé que el precio de los coches cierre 2014 con una caída del 0,9%. Esta línea decreciente se mantendrá en el corto plazo, ya que en 2015, 2016 y 2017 se calcula que el coste medio de los automóviles experimente una bajada del 1% anual. De ahí que los máximos directivos de las marcas automovilísticas Kia, Opel, Fiat, Dacia y Honda apuesten por el mantenimiento del Plan PIVE como una medida necesaria para el sector, aunque defienden una rebaja impositiva como una herramienta para el largo plazo.

Apoyo institucional

El Rey Don Juan Carlos también da muestras de la importancia que este sector tiene para la dinamización de la economía y ayer presidió en la factoría de Vitoria la puesta de largo del nuevo producto estrella de Mercedes-Benz, un monovolumen de lujo de la Clase V equipado con la última tecnología que comenzará a venderse en Alemania a finales de este mes y en el resto de Europa a partir de junio.

Dieter Zetsche, presidente de Daimler AG, con quien el Monarca mantuvo un encuentro privado previo, alabó las prestaciones del «sello made in Spain», así como «las valientes reformas estructurales» emprendidas por el Gobierno de España en los últimos años que, según constató, también desde el sector industrial de la automoción, permiten recoger síntomas leves pero seguros de recuperación. «España está ganando competitividad industrial», incidió.

También el ministro de Industria, José Manuel Soria tomó la palabra, para poner en valor las reformas llevadas a cabo por el Gobierno, entre ellas la energética, que, aunque «no han sido fáciles de adoptar, ni de explicar o entender», eran «completamente necesarias para asentar las bases de una recuperación duradera en la actividad económica, el crecimiento, la inversión, consumo y en el empleo». A pesar de ello, reconoció, que la asignatura pendiente es solventar el desequilibrio en la creación de empleo.