El Rey Felipe VI carga contra la “visión perversa” del terrorismo

El monarca defiende que frente al terror y el fanatismo sólo cabe responder con “la fuerza implacable de la razón”.

0

El Rey Felipe VI cargó con dureza contra el terrorismo, “cuyo fin no es otro que someter al mundo a su visión perversa y monolítica” y que tiene como enemigos a las “convicciones democráticas, la libertad en el ser, en el sentir, en el creer y en el querer”.

En su primer discurso en la recepción anual al cuerpo diplomático, expresó su solidaridad con los países que en el último año han sufrido la “barbarie” terrorista y se mostró convencido de que frente al terror y el fanatismo solo hay una respuesta posible: “la fuerza implacable de la razón ejercida en libertad, en el marco del Estado de Derecho, y del respeto a la dignidad y a los derechos de todas las personas”.

Como es habitual en este acto dedicado a los países y organismos internacionales con representación en España, el jefe del Estado hizo balance del último año y fijado los retos futuros.

Felipe VI reconoció que el espacio inmediato al que pertenece España, la Unión Europea, está atravesando “un periodo de gran complejidad”. “La crisis sometió el proceso de construcción europea a grandes tensiones, socavando la confianza de muchos” ciudadanos, admitió.

Sin embargo, aseguró que frente a estas dudas la solución es “más Europa”, profundizando en la integración europea, y principalmente en la cooperación en materia de seguridad, inmigración, lucha contra el terrorismo y energía.

Felipe VI se refirió a uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta la UE, la crisis en Ucrania, que ha de resolverse “preservando” su “integridad territorial”, subrayó, al tiempo que apuntó la necesidad de que las relaciones de la UE con Rusia “retornen a la confianza y el respeto mutuos”.

Tras expresar un mensaje de firmeza en la defensa por parte de España de los derechos humanos y las libertades fundamentales —España se somete precisamente este miércoles al examen periódico de la ONU sobre derechos humanos— el Rey recordó que este 2015 la comunidad internacional debe fijar unas “metas e instrumentos más ambiciosos” en la lucha contra el cambio climático y la pobreza.

Felipe VI defendió que la UE y EEUU acuerden un tratado “ambicioso” de comercio e inversiones —que se negocia en la actualidad— y confió en que el sistema de Cumbres Iberoamericanas se consolide con las reformas que inició.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, abrió al resto de partidos la puerta del pacto antiyihadista alcanzado la semana pasada con el PSOE. Según dijo, tras haber derrotado policialmente a ETA, el objetivo es vencer “el terrorismo del siglo XXI” y por ello manifestó que “cuantos más grupos, mejor”.

Fernández Díaz se expresó así en la sesión de control al Gobierno del Congreso de los Diputados, donde glosó las medidas del Ejecutivo para combatir el terrorismo yihadista. En ese sentido, ha recordado el Plan de Seguridad Nacional aprobado en 2013 o las medidas de Instituciones Penitenciarias para controlar a los presos islamistas.

Gobierno y PP citan a la oposición en el Congreso.- El Gobierno y el PP citarán hoy jueves en el Congreso al PSOE y al resto de partidos de la oposición para presentarles su propuesta de medidas penales contra el yihadismo, un conjunto de reformas que se pretende registrar como proposición de ley orgánica en próximas fechas para poder celebrar el primer debate parlamentario el 10 de febrero, en la primera sesión plenaria ordinaria del nuevo periodo de sesiones.

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y la subsecretaria de Justicia, Aurea Roldán, junto con los portavoces del PP de Justicia José Miguel Castillo Calvín, y de Interior, Conrado Escobar, serán los encargados de ir recibiendo, uno por uno, a los representantes de la oposición.

La ronda de contactos arrancará con el PSOE, el partido con el que, hace una semana, el Gobierno pactó presentar conjuntamente la proposición de ley y sacar de la reforma del Código Penal todo lo relativo al terrorismo internacional.

Tras los socialistas acudirán CiU, PNV, Izquierda Plural y parte del Mixto. A priori se han descolgado tanto Amaiur como Esquerra Republicana.