El PP logra por primera vez ser una opción de Gobierno en Andalucía

El responsable de la formación conservadora en la región, Javier Arenas, considera que el cambio político en este histórico feudo socialista es «perfectamente posible».

0

La dudosa gestión que está haciendo José Luis Rodríguez Zapatero de la crisis económica que azota al país no solo amenaza su continuidad al frente del Gobierno, sino también puede lastrar a uno de los grandes bastiones del PSOE: Andalucía.

Si se celebraran elecciones ahora mismo, el PP ganaría por primera vez las autonómicas en la Comunidad sureña con el 43,2 por ciento de los votos frente al 41,6 por ciento que obtendrían los socialistas. Ésta es una de las conclusiones que se desprende del barómetro de opinión pública de Andalucía 2009 realizado por el Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA), cuyo director general, Eduardo Moyano, calificó la situación de «empate».

La encuesta también revela que un 61,7 por ciento de los ciudadanos de ese territorio cree que sería deseable un cambio en la Junta, aunque el 30,5 por ciento estima que el PSOE es el partido que mejor defiende los intereses de la región, por un 18,3 por ciento para los populares.

El sondeo mantiene a IULV-CA como tercera fuerza política en la Comunidad, con el 7,1 por ciento de los apoyos, idéntico porcentaje al obtenido en las autonómicas de 2008, mientras que el Partido Andalucista alcanzaría el 2,4 por ciento de los sufragios y UPyD, el 1,8. Estos datos se desprenden de la «intención de voto imputada, eliminando abstención y papeletas nulas», según sostuvo Moyano, que apuntó que el nivel de error absoluto máximo esperado de los resultados de la encuesta es de más menos 1,7 por ciento.

Con un resultado del 43,2 por ciento, el PP crecería respecto a los pasados comicios en 4,6 puntos y el PSOE-A bajaría en 6,6 (ganó con el 48,2 por ciento). La encuesta no refleja una extrapolación del porcentaje de votos a número de escaños en el Parlamento.

POCOS APROBADOS

Respecto a la calificación de los líderes políticos (entre los que por primera vez no se incluye al ex presidente andaluz Manuel Chaves), la más valorada, con 5,32 puntos, es la responsable de UPyD, Rosa Díez, y le sigue el jefe del Ejecutivo regional, José Antonio Griñán, con un 5,23. El resto de dirigentes suspende: el candidato del PP-A, Javier Arenas, con 4,64 puntos; el coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, con un 4,44; el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, un 4,33; el popular Mariano Rajoy, con 4,05 puntos, y el líder nacional de Izquierda Unida, Cayo Lara, con 4,08 puntos.

Tras conocer el estudio de IESA, Javier Arenas aseguró que los resultados demuestran que su partido es «cada día más de Gobierno y menos de oposición».

Analizada someramente esta encuesta más otras que el PP andaluz tiene en su poder, su máximo responsable sostuvo que el cambio político en la región es «perfectamente posible». A su juicio, todos los sondeos mencionados «van en la misma dirección» y certifican que «el margen» a favor de la formación conservadora es «incluso más amplio».

Aunque las elecciones andaluzas no se celebrarán hasta 2012, el también vicesecretario de Política Autonómica y Local de Génova cree que durante los dos años que restan para los comicios la ventaja de su grupo crecerá al mismo tiempo que menguará el caudal de votos de los socialistas.

La razón radica, en opinión de Arenas, en la «crisis de confianza» que entre la sociedad andaluza ha implantado la Junta actualmente comandada por Griñán.