El PP cree que el rechazo de Sánchez a Rajoy le pasará factura en las urnas

El vicesecretario de Comunicación de la formación, Pablo Casado, afirma que su partido tiene que “vender ilusión” por lo que hará una campaña “sencilla” y cercana a los españoles

0

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, considera que hay margen para llegar a acuerdos con Ciudadanos si hay elecciones el 26 de junio. Un mensaje que el dirigente ‘popular’ considera compatible con el duro discurso que Mariano Rajoy realizó el domingo contra el partido de Albert Rivera.

Así se pronunció Casado en una rueda de prensa en la sede nacional del PP tras la reunión del comité de dirección del partido que presidió Mariano Rajoy, donde ya se anticipó que el Partido Popular no entrará en la “confrontación” ni en el “y tú más” sino que hará una campaña en “positivo”, defendiendo la estabilidad política y poniendo en valor su experiencia de Gobierno. Por lo pronto, Casado anunció que el próximo 3 de mayo —día en que se disolverán las Cortes—, Rajoy reunirá al Comité Ejecutivo Nacional, una cita que servirá para que el partido dé el pistoletazo de salida oficial a la campaña de las elecciones generales del 26 de junio. Unas semanas que van a ser “muy clarificadoras” para todos aquellos ciudadanos que están “hartos de este circo” y demandan un Gobierno “serio”, subrayó.

Frente a los ataques a C’s lanzados por el jefe del Ejecutivo, Casado enmarcó esas críticas en el “debate político” y recordó que ambos partidos tienen pactos de Gobierno en algunas autonomías. “Todas las encuestas apuntan a una subida de voto del PP pero sigue sin ser mayoría suficiente para gobernar. Por eso, creo que hay que mantener los puentes con otras formaciones, no solo con Ciudadanos sino con el PSOE”, aseveró el vicesecretario ‘popular’.

En referencia a si no existe contradicción entre sus manifestaciones a favor de tender puentes con C’s y las críticas aducidas por Rajoy a la formación naranja, Pablo Casado explicó que “mantener los puentes no quiere decir que uno no pueda criticar lo que un adversario hace mal”. “Lo que no se puede caer es en la sobreactuación y la falta de respeto”, aseguró para añadir que desde C’s han llegado a llamar “indecente” al jefe del Ejecutivo y decir que está “inhabilitado” para gobernar. “Creo que es bueno mantener un cauce de comunicación y colaboración porque para eso nos pagan”, apostilló, para mostrarse convencido de que no creen que si el PP gana el 26-J comentan el “error” de pedir que Rajoy no sea su candidato.

Finalmente, Casado señaló que estos cuatro meses “parecen el día de la marmota”, ya que algunos partidos, en alusión sobre todo a los socialistas, se han dedicado a “hacerse fotos”, “marear la perdiz”, “sobreactuar” y “engañar a los españoles” cuando ahora vuelven a estar todos en la casilla de salida. “Para este viaje no hacían falta alforjas”, proclamó. En este sentido, el dirigente del PP dijo que si se convocan las elecciones será “únicamente responsabilidad” de Sánchez porque la “pelota” ha estado en su tejado y ha dicho “no” al PP. A su entender, Sánchez tendrá que explicar a los ciudadanos que el PP sea “excluido” con sus siete millones de votos por el “dogmatismo y el sectarismo del PSOE”, un “cordón sanitario” que, en su opinión, le “va a pasar factura” en las urnas.

El futuro de Rita Barberá

Pablo Casado aseguró que si la senadora y exalcaldesa de Valencia Rita Barberá es imputada en la operación Taula —que investiga el presunto blanqueo de capitales en el Ayuntamiento de la ciudad— será suspendida cautelarmente de militancia como ya ocurrió con los concejales y asesores ya que, según afirmó, cualquier persona que haya hecho “algo mal lo va a pagar”.

En ese sentido, Casado señaló que “hoy mismo están declarando” en la sede nacional del PP “varios concejales” del PP de Valencia, algo que evidencia que el expediente informativo que abrió el partido hace poco más de un mes “sigue adelante”. “Hemos querido darle un plus de celeridad y ejemplaridad porque estos casos tienen una repercusión mediática importante”, añadió para recordar que si la senadora es imputada, tendrá un trato idéntico al de otros miembros del partido en las mismas condiciones.