El PIB acelera su avance trimestral al 1% por el consumo e inversión

La economía española registra un 3,1% de crecimiento interanual, sus mejores datos desde el estallido de la crisis de 2007 y acumula así ocho meses consecutivos en positivo

0

La economía española creció un 1% en el segundo trimestre del año, una décima más de lo que lo hizo en el trimestre anterior, gracias al consumo, la inversión y a un mejor comportamiento del sector exterior, según la Contabilidad Nacional Trimestral publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En tasa interanual, el PIB creció un 3,1% en el segundo trimestre, cuatro décimas más que en el trimestre anterior, acelerando la trayectoria de recuperación que inició en la segunda mitad de 2013. De esta forma, el ritmo interanual de crecimiento de la economía española, el mayor desde el cuarto trimestre de 2007, regresa a niveles previos a la crisis.

El INE explicó que la aceleración en la variación interanual del PIB es consecuencia de una mayor aportación de la demanda nacional (3,3 puntos frente a 3,1 puntos en el trimestre anterior) y de una menor aportación negativa de la demanda externa (-0,2 puntos frente a -0,4 puntos en el trimestre previo).

Con el repunte trimestral del PIB entre abril y junio se encadenan ya ocho trimestres de avances, mientras que la tasa interanual acumula siete trimestres positivos.

El consumo de los hogares mostró en el segundo trimestre del año un crecimiento trimestral del 1%, tres décimas más que en el trimestre anterior (0,7%), con lo que ya suma nueve trimestres consecutivos en positivo. El gasto de las instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares también se aceleró, en este caso una décima, hasta el 0,2%.

Frente al mayor consumo de los hogares y las instituciones sin fines de lucro, las administraciones públicas frenaron su gasto en consumo más de un punto, pasando de una tasa trimestral del 1,7% en el primer trimestre a un crecimiento del 0,4% en el segundo.

La formación bruta de capital fijo, por su lado, se incrementó un 2% respecto al trimestre anterior, seis décimas más, gracias a la inversión en bienes de equipo, que duplicó su crecimiento en el segundo trimestre, desde el 1,6% al 3,2%. La inversión en construcción, por contra, se desaceleró dos décimas, desde el 1,6% del primer trimestre al 1,4% en el segundo.

En el segundo trimestre del presente año, las exportaciones aumentaron un 1,6%, frente al 0,4% del trimestre anterior, mientras que las importaciones avanzaron un 2,3%, casi dos puntos más de lo que lo hicieron en el trimestre anterior (0,4%).

En tasa interanual, la economía española creció en el segundo trimestre un 3,1%, gracias a la mayor demanda interna y a que la demanda externa recortó su contribución negativa al PIB. Los dos principales componentes de la demanda nacional, mostraron crecimientos similares a los del primer trimestre.

El consumo de los hogares se mantuvo respecto al trimestre anterior, mientras que el de las instituciones sin fines de lucro se desaceleró dos décimas. Sólo las administraciones públicas incrementaron su gasto en consumo respecto al trimestre anterior, con una tasa interanual ocho décimas superior a la del primer trimestre (1% frente a 0,2%).

En cuanto al empleo, el estudio asegura que esta variable, medida en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, creció un 0,9% respecto al trimestre anterior, una décima más.

En tasa interanual, el empleo registró un avance del 2,9%, una décima más que en el primer trimestre, lo que supone la creación neta aproximada de 477.000 empleos equivalentes a tiempo completo en un año.