El patrón del ‘Alakrana’ dice que los piratas son cada vez más agresivos

Ricardo Blach reclama al Gobierno que agilice los trámites diplomáticos para su liberación porque los captores someten «a todo tipo de vejaciones y amenazas» a la tripulación

1

Tras pasar ya 38 días retenidos en el pesquero, el patrón del atunero vasco Alakrana, Ricardo Blach, avisó ayer de que los secuestradores se muestran «cada vez más agresivos» con la tripulación, a la que están sometiendo «a todo tipo de vejaciones y amenazas». «Siempre nos hemos sentido humillados, pero ahora nos escupen a la cara», destacó.

El marinero reiteró su petición de ayuda y «humanidad» al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que se agilicen las negociaciones que permitan su liberación y la de sus compañeros. Además, indicó que desconoce si los piratas han pedido dinero, pero que «el problema» son los dos corsarios que permanecen retenidos en España. «Ellos nos lo dicen, que cuando vengan estos dos, nosotros pagamos y nos vamos», explicó.

Además, las condiciones de vida a bordo del navío van empeorando según pasan los días y, aunque el atunero se ha quedado ya sin «sin agua», el patrón quiso aprovechar su última llamada a España para lanzar un mensaje de ánimo a los familiares después de las manifestaciones del pasado sábado. «Nos hemos enterado de que tenemos mucho apoyo. Que sigan así porque nos hace mucha falta», expresó.

El propio Blach aseguró sentirse «abandonado» por el Ejecutivo y reconoció que no confía en la reunión del embajador nacional en Kenia con el primer ministro de Somalia, porque en esta zona «mandan las milicias», y aseguró que el poder del mandatario africano es similar al del «concejal» de su pueblo.

A pesar de las pocas esperanzas que tienen a bordo de que las labores diplomáticas sirvan para su liberación, ayer se citaron el embajador en Kenia, Nicolás Martín Cinto, con el primer ministro de Somalia, Omar Abdirashid Ali Sharmarkem, al que, según explico el ministro de Exteriores Miguel Ángel Moratinos, pidió «el compromiso para garantizar la seguridad e integridad de todos los marineros y que haga todos los esfuerzos necesarios para lograr una solución definitiva a este caso».

Así, el socialista afirmó que Madrid espera que la intensificación de las gestiones permita una resolución «más rápida» del secuestro del Alakrana. «Con esta mayor presión podremos alcanzar resultados más rápidamente», reiteró. Moratinos destacó que todos los pescadores están a bordo del barco y confirmó que encuentran bien, aunque reconoció que la situación es «tensa».

Esta información contrasta con la que hicieron llegar los piratas ayer mismo al Gabinete avisando de que los tres marineros que llevaron a tierra con sus compatriotas no han vuelto a bordo. «Nadie ha regresado al barco. La razón por la que en un principio fueron llevados a tierra fue para separarles del resto del grupo y su regreso depende de la liberación de nuestros dos compañeros», aseguró el portavoz del grupo, que se identificó como Mohamed.

opinión popular. Mientras tanto, los familiares, amigos y vecinos de los tripulantes volvieron a concentrarse ayer en Bilbao e Isla Cristina (Huelva) para pedir su liberación. En la ciudad vasca, unas 250 personas acudieron a una marcha convocada por el grupo de apoyo a los arrantzales a través de la red social Facebook. Al acto acudieron el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, y el portavoz del PSE en el Ayuntamiento de Bilbao, Txema Oleaga.

En la misma, Argi Galbarritu, hermana de Iker, el capitán del atunero, agradeció «de corazón» la asistencia al acto de gente de la capital vizcaína y pidió que «se abran todas las vías necesarias para que se extradite» a Somalia a los dos captores detenidos que permanecen en Madrid, «que es lo que piden los piratas para que nuestros hombres vuelvan».

Por su parte, otro centenar de personas se manifestó también en la localidad onubense con las mismas peticiones.