El mundo, en alerta mientras México suma ya 149 muertos

El Ejecutivo de Calderón prohibe las manifestaciones públicas, así como actividades en colegios, universidades, museos y restaurantes. Hay casi 2.000 posibles contagios.

Gobiernos de todo el mundo se movilizan desde ayer para controlar los casos sospechosos de gripe porcina en su territorios y reforzar la vigilancia de sus fronteras, tras confirmarse en Europa -España y Reino Unido- los primeros casos de una enfermedad que puede haber causado 149 muertos en México. Su Gobierno divulgó que solo ayer 1.995 personas fueron ingresadas por problemas de neumonía grave en el país y permanecen hospitalizados 776 pacientes. Siguen prohibidos los actos públicos, y colegios, museos, iglesias e incluso bares han tenido que cerrar sus puertas, aunque son muchos de éstos los que han hecho caso omiso de las órdenes. Las empresas siguen funcionando.

Todo es un poco confuso, pero sí que se tiene certeza de que hay 20 enfermos en EEUU -en California, una escuela tuvo que suspender las clases por miedo al contagio- y otros seis en Canadá. Se baraja la posibilidad de que la enfermedad haya llegado a Nueva Zelanda y a Israel.

En el Viejo Continente, España tuvo el dudoso honor de ser la primera nación en certificar un caso, aunque horas después Reino Unido notificó que dos personas padecían este mal en la región de Escocia. Se trata de dos turistas. Las autoridades de este país idenficaron un total de 22 personas que estuvieron en contacto con éstos, pero solo siete de ellos han mostrado síntomas leves. Se habla de un piloto de un avión comercial enfermo.

La confirmación del caso de Almansa llegó poco después de que el Gobierno recomendase a la población que no viaje a México si no es estrictamente necesario, una petición lanzada también por el Ejecutivo italiano, mientras en Francia se ha descartado la gripe porcina en los cuatro enfermos de los que se sospechaba.

Para unificar criterios, los ministros de Sanidad de la UE se reunirán de forma extraordinaria «lo más pronto posible», según anunció el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

En estos momentos, el Ejecutivo comunitario, la Presidencia checa de turno de la UE y los Estados miembros «siguen la situación muy de cerca», y para ello trabajan en cooperación con la OMS.

El Gobierno japonés, por su parte, anunció que concentrará sus esfuerzos en los próximos meses en buscar una vacuna capaz de combatir la gripe porcina, pese a que no se ha registrado ningún caso en el país, y que se inspeccionará a los pasajeros procedentes de México antes de desembarcar del avión. Medidas similares se han tomado en Corea del Sur, cuyas autoridades toman la temperatura a los viajeros procedentes de México y EEUU.

En Australia, Sanidad indicó que la tripulación de todos los aviones procedentes de América tienen la obligación de informar del estado de salud de pasaje antes de aterrizar.

En Nueva Zelanda se intenta localizar a 364 pasajeros que volaron con 10 estudiantes que regresaron el sábado de México con aparentes síntomas de enfermedad. Otro grupo que llegó ayer del mismo lugar fue aislado.

FuenteAgencias  Madrid
Compartir