El juez Marlaska manda a prisión a otros nueve miembros de Segi y deja libres a dos

0

El juez Fernando Grande-Marlaska ordenó ayer el ingreso en prisión incondicional de nueve presuntos miembros de Segi que han declarado en la Audiencia Nacional, mientras que dejó en libertad a dos, dentro de la operación desarrollada esta semana contra la cúpula de la organización.

Así, del total de 35 detenidos, Grande Marlaska ha enviado a prisión a 31 de ellos por delitos de integración terrorista, en contra del criterio del fiscal, que solicitaba cárcel para todos ellos, y ha dejado en libertad a cuatro, acusados de colaboración terrorista.

Los dos arrestados que Marlaska dejó en libertad ayer son Joseba Dalmau e Iker Martínez, arrestado ayer mismo por la Guardia Civil en las inmediaciones de la Audiencia Nacional cuando iba a entregarse al juez, aunque al primero le ha prohibido abandonar el territorio nacional y le ha impuesto la obligación de comunicar su domicilio y comparecencias semanales en el juzgado, y al segundo, la de acudir solo cuando se le llame.

Por otro lado, miles de personas secundaron ayer en Bilbao una manifestación de rechazo a las detenciones de 34 presuntos miembros de la organización juvenil ilegalizada Segi.

La marcha partió a las cinco de la tarde de la plaza Aita Donostia de la capital vizcaína bajo el lema Proiektu eskubide guztiok (Todos los proyectos, todos los derechos) y recorrió el centro de la ciudad para terminar una hora después en la plaza del Ayuntamiento.

Los manifestantes caminaron tras la figura del Bobo, un personaje de la cultura vasca y que, ataviado con un traje negro y naranja, una careta que le cubre el rostro, un bastón y una vara, animó a los asistentes a avanzar.