El Gobierno saca adelante el techo de gasto en el Pleno del Senado

Montoro apela a la «responsabilidad» de los partidos para aprobar el límite de 133.259 millones de euros y elaborar así las cuentas del próximo ejercicio y los objetivos de déficit hasta 2016

A pesar del rechazo de la mayoría de los grupos de la oposición y del llamamiento a la «responsabilidad» lanzado por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el Gobierno dio ayer luz verde al límite de gasto no financiero que servirá de base para elaborar las cuentas del año que viene y a los objetivos de déficit para el período 2014-2016, pero solo con el apoyo del Grupo Popular y UPN. En concreto, el proyecto del Ejecutivo, que asciende a 133.259 millones de euros (lo que supone un incremento del 2,7 por ciento respecto al estipulado para el presente ejercicio), obtuvo 152 votos a favor, 99 en contra y ninguna abstención.

Durante su intervención, Montoro pidió a los grupos políticos que fueran «responsables» y que apoyaran el límite de gasto planteado porque servirá de base para elaborar unos Presupuestos «exigentes». Según agregó, en las cuentas del año que viene no habrá sitio para el «qué hay de lo mío» porque no se puede entorpecer la recuperación. «Ésa debe ser la responsabilidad de los grupos en esta Cámara», indicó.

Por su parte, el senador del Grupo Popular Francisco Utrera, explicó que su grupo apoyó al Gobierno porque sabe que planteará unos número «austeros y exigentes», pero también orientados a la estabilidad, el crecimiento económico y la creación de empleo.

Solo UPN se sumó al voto a favor del techo de gasto. La senadora Amelia Salanueva lo condicionó a que el navarro es un partido «con palabra» y sabe que el que no arriesga nunca tampoco se equivoca nunca.

En cambio, el socialista Juan María Vázquez justificó su rechazo a un Ejecutivo que es «incapaz» de corregir el déficit, que se doblega a la deuda y que ha demostrado su «incompetencia» en política económica y su «gran capacidad» para desmontar las políticas sociales. A su parecer, el Gabinete de Rajoy está «noqueado y desnortado» y solo puede pensar en «ese escenario judicial tan complejo que tiene por delante».

Por otro lado, ninguna Comunidad cumplió el objetivo de estabilidad presupuestaria marcado para los ejercicios 2008 y 2009 y varias de ellas tuvieron que realizar planes de ajuste porque su déficit superaba el 0,75 por ciento del PIB regional. Además, en aquellos años mantuvieron un sector empresarial autonómico grande y deficitario, lo que obligó a los Gobiernos regionales a conceder subvenciones y ayudas públicas a estas sociedades. Así se recoge en el informe elaborado por el Tribunal de Cuentas sobre esos dos ejercicios, años en los que la situación de las autonomías ya era deficitaria y obligó a varias de ellas a planes de reequilibrio, una situación similar a la actual.

El déficit conjunto de las CCAA y ciudades autónomas en 2008 fue del 1,49 por ciento del PIB, cuando debieron registrar un superávit del 0,25. Ninguna de ellas, individualmente, cumplió el objetivo. Tampoco lo hicieron en 2009, cuando registraron unos números rojos equivalentes al 1,92 por ciento del PIB en lugar de alcanzar el equilibrio presupuestario, que era el plan marcado. Y como en el año anterior, ninguna autonomía consiguió lo estipulado.

La situación obligó a muchos Gobiernos regionales a realizar planes de reequilibrio, como a los que ahora obliga la Ley de Estabilidad Presupuestaria, con la novedad de que se incluyen medidas coercitivas para quien los incumpla.

FuenteAGENCIAS 
Compartir