El Gobierno pagará hasta 200 euros de alquiler al mes a las rentas bajas

La ministra de Fomento asegura que con esta iniciativa se pretende reorientar el sector de la construcción hacia el arrendamiento y la rehabilitación de los inmuebles.

0

El Gobierno aprobó ayer el nuevo Plan Estatal de Vivienda para el período 2013-2016, que contará con una dotación de casi 2.421 millones de euros -alrededor de 1.500 millones para arrendamiento y 627 para rehabilitación-, y permitirá crear 105.000 empleos, sin contar con los que se generen de forma indirecta. Además, el Ejecutivo pagará hasta 200 euros del alquiler al mes a las rentas más modestas.

Así lo señaló en rueda de prensa, tras el Consejo de Ministros, la titular de Fomento, Ana Pastor, en la que detalló los programas de ayudas que se incluyen en el decreto que fija este nuevo Plan Estatal, que, según Pastor, serán «más equitativos», pues tendrán en cuenta las rentas de las unidades familiares y no de las personas que las componen.

La ministra recalcó que el proyecto supone un «nuevo modelo de política de vivienda», en el que se pretende reorientar el sector de la construcción hacia el alquiler y la rehabilitación, buscando al mismo tiempo «la máxima rentabilidad de los recursos públicos».

De hecho, en esta ocasión se aumenta la «responsabilidad» de las comunidades autónomas en la financiación del plan, de modo que tendrán que justificar en qué han invertido los recursos recibidos a través de las diferentes ayudas.

Además, de esta generación de empleos, la política concretó que en el caso del alquiler, se incluirán ayudas que alcanzarán a más de 133.000 beneficiarios, frente a los 80.000 de la actualidad.

Los receptores serán, con carácter general, personas con un límite de ingresos menor a tres veces el Iprem (unos 1.500 euros) y una renta de alquiler igual o menor de 600. Las ayudas, a las que tendrán acceso preferente las familias desahuciadas, serán de hasta el 40% de la renta y no superarán los 4.200 euros anuales, con lo que la dotación será de hasta 200 euros mensuales. Además, se concederán durante un año, prorrogable si se mantienen las condiciones.

Las ayudas, de las que se beneficiarán fundaciones, asociaciones o administraciones, alcanzarán los 250 euros por metro cuadrado útil con un límite del 30% del coste de la edificación con un límite de 22.500 euros por vivienda.

Parte de estos inmuebles se ofrecerán en un régimen de rotación para familias con rentas de hasta 1,2 veces el Iprem (unos 600 euros) y una renta de 4,7 euros mensuales por metro cuadrado. Para alquileres protegidos, de mayor duración, las unidades familiares tendrán unos ingresos de entre 1,2 veces y tres veces el Iprem, y un precio por metro cuadrado útil de seis euros mensuales.

ANTES DE 1981

Otro de los programas impulsará las intervenciones en edificios construidos antes de 1981. Para beneficiarse de estas subvenciones, al menos el 70% de su superficie total debe constituir la residencia habitual de los propietarios o inquilinos.

Estas ayudas alcanzarán los 4.000 euros por vivienda si se trata de obras de conservación, de hasta 2.000 euros en el caso de proyectos para mejorar la eficiencia energética, que no podrán superar el 35% del presupuesto, y de hasta los 4.000 euros si es para mejorar la accesibilidad, en cuyo caso podrán ampliarse hasta en un 50%.

Asimismo, destaca el apoyo a la implantación el Informe de Evaluación de Edificios (IEE) que sustituye a la Inspección Técnica (ITE), para contar con una inspección más «global».