«El Gobierno impedirá cualquier acción que ataque a la unidad de España»

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, advirtió que “el Estado funciona siempre”

0

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, advirtió al nuevo Govern que “el Estado funciona siempre” y que no dejará pasar ni una sola actuación que vaya contra la ley ya que, aseguró, “no le faltará firmeza” para defender la Constitución, la unidad y la soberanía nacional. En una comparecencia desde el Palacio de La Moncloa, Rajoy censuró que Carles Puigdemont, el nuevo candidato a presidir la Generalitat en relevo de Artur Mas, haya basado su discurso de investidura en la “ilegalidad ya constatada” por el Tribunal Constitucional, en alusión al plan del candidato de JxSí de continuar con el desafío soberanista.

Rajoy, que defendió que existen ahora “más instrumentos que nunca para defender la unidad”, constató ayer por la tarde que tiene el apoyo de las principales formaciones tras conversar con los líderes del PSOE y Ciudadanos —comentó que durante el día de hoy tratará de hacer lo propio con el de Podemos, Pablo Iglesias, tras no conseguirlo ayer—. “Hemos sabido alejar nuestras diferencias para defender la unidad de la nación”, comentó el jefe del Ejecutivo como resumen de sus conversaciones con Pedro Sánchez y Albert Rivera en este caso.

El jefe del Ejecutivo en funciones subrayó que el Estado de Derecho ha certificado en estos dos meses que ese discurso soberanista “carece de legitimidad democrática”. “El discurso soberanista no ha cambiado, pero en estos dos meses se ha constatado la fortaleza del Estado de Derecho y el funcionamiento de sus instituciones”, abundó. Dicho esto, destacó que ahora cuentan con “más instrumentos que nunca” para defender la unidad de España y las principales fuerzas políticas “están de acuerdo en ello”. Según añadió, cuando se han puesto en juego las reglas de convivencia, los demócratas han sabido “alejar” sus diferencias para defender la unidad de la nación.

Tras escuchar la intervención de Puigdemont en el Parlamento catalán, Rajoy desveló que se puso en contacto con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, y con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. También trató de hablar con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, aunque al no conseguirlo volverá a “intentarlo mañana”, recalcó.

En esas conversaciones, Rajoy trasladó a Sánchez y Rivera que como presidente del Gobierno tiene la obligación de velar por el cumplimiento de la Constitución y la ley. “Del mismo modo que tuve su apoyo para recurrir ante el TC la resolución del 9 de noviembre, he podido constatar su respaldo para hacer que la decisión del alto tribunal que anuló dicha resolución se respete por parte de todas las instituciones, esté quien esté al frente”, aseveró.

Según el jefe del Ejecutivo, la mayoría de la sociedad española está “unida ante este desafío secesionista” que no ha hecho más que “generar incertidumbre y división”. Y quiso dejar claro que el Estado “funciona siempre” y con la “misma fortaleza”, “esté o no en funciones”. Por eso, mostró su disposición a actuar si se dan pasos hacia la independencia aunque él esté en funciones al frente del Ejecutivo en este sentido.