El Gobierno envía 110.000 millones para salvar las arcas autonómicas

Las comunidades de Cataluña y Valencia serán las más beneficiadas por la medida adoptada con préstamos del Tesoro público.

2

No habrá reforma del sistema de financiación autonómica, pero las comunidades concluirán esta legislatura habiendo recibido 110.000 millones de euros en préstamos del Gobierno, obtenidos por el Tesoro en los mercados, para poder cuadrar sus cuentas. Un 36 por ciento del total ha ido destinado a Cataluña, 40.144 millones en cuatro años, y otro 25 por ciento, a la Generalitat Valenciana, 27.694 millones de euros.

Se trata de tres herramientas: el fondo de liquidez autonómica (FLA), mantenido de 2012 a 2015, el fondo de facilidad financiera, abierto sólo este año, y los planes de pago a proveedores de 2012, 2013 y 2014. Exceptuando el País Vasco, todas las autonomías se han sumado a una de estas modalidades en algún momento, aunque las diferencias son abismales entre unas y otras.

Tras conocerse esta semana el reparto de los dos fondos de financiación para 2015, sumados todas las modalidades y todos los ejercicios se alcanzan los 110.000 millones y el Tesoro del Estado es responsable del 90 por ciento de las emisiones de las administraciones españolas, una concentración que el Gobierno considera beneficiosa, entre otros calificativos.

Vencimientos

¿Y qué se ha pagado con este dinero? Las comunidades han podido cubrir vencimientos de deuda, devolver el dinero de más que recibieron por el sistema de financiación en años pasados, pagar intereses y cumplir con miles de proveedores de la educación, sanidad y servicios sociales, pero también obras, suministros o subvenciones.

Tanto la oposición como varias comunidades han criticado al Gobierno que estas vías de liquidez multimillonaria hayan suplido la reforma del sistema: en vez de repartir el dinero según nuevos criterios de financiación, para que cada cual lo gaste con independencia, Hacienda ha diseñado unas herramientas para prestarles dinero que implican un control, elaborar planes de ajuste, cumplir algunas condiciones y enviar periódicamente información al Gobierno de España

Ingresos

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, defendió que no se podía reformar el sistema con los ingresos hundidos y cuando no había dinero que repartir. A cambio, no ha llevado hasta el extremo la aplicación de la ley de estabilidad presupuestaria, que prevé la intervención de una autonomía por incumplimiento reiterado de sus compromisos, así como multas.

Hacienda dio a conocer el reparto del 75 por ciento del FLA de 2015. Sumados todos los ejercicios, con este fondo se habrá repartido casi 70.000 millones entre las comunidades que no cumplían el objetivo de déficit y no lograban financiación en los mercados.

Cataluña recibirá en los cuatro años 33.678 millones, la mitad del total, y la Comunidad Valenciana otros 20.174. Andalucía habrá obtenido 11.434 millones de euros; Castilla-La Mancha, 4.537; Murcia, 3.231; Baleares, 2.613 Canarias, 2.577; Cantabria, 1.224; Asturias, 782 y Extremadura, 178 millones en total.

Ni Madrid ni Galicia, Aragón, Castilla y León y La Rioja han recurrido al FLA, por entender que es un estigma ante los mercados en los que quieren seguir financiándose con esta medida.