El empleo y las ventas en las grandes firmas arrojan el peor dato en 13 años

0

La crisis ha llegado ya a las grandes empresas españolas, que no son inmunes a la destrucción de puestos de trabajo que está acarreando el grave deterioro de la economía. El aumento del paro en este sector ha alcanzado niveles desconocidos al menos desde la pasada crisis de 1993. Así, según la encuesta que elabora la Agencia Tributaria, el empleo en las firmas nacionales de mayor tamaño cerró febrero con la mayor caída de toda la serie histórica, que arranca en 1996, con un descenso del 7,2% interanual tras nueve meses a la baja.

La estadística muestra un retroceso del 7,2% de los asalariados de este tipo de sociedades -las que facturan más de seis millones de euros- en febrero, hasta situarse ligeramente por encima de las cinco millones de personas. Así, la construcción experimentó el desplome más abultado en el número de puestos de actividad, de un 13,4%, de forma que éstos se situaron en 430.325 en términos absolutos.

La mayor cifra de trabajadores se encontró en el sector servicios, con 3.482.015 millones, lo que, supone un descenso del 6% respecto a igual mes del año previo.

Por su parte, los empleados de las grandes empresas de la industria (exceptuando las de energía y agua) superaron el millón de efectivos, tras registrar un recorte del 8,6%, mientras que las firmas energéticas e hidráulicas alcanzaron 90.757 trabajadores, con un descenso del 1,4%.

En cuanto a la facturación, las ventas también registraron en febrero la mayor caída que se recoge en los archivos de la Agencia, de un 17%, y lo peor es que este indicador acumula cinco meses a la baja. Destaca la disminución de las transacciones interiores, con una bajada del 16,9%, debido al peor comportamiento del consumo de bienes y de la inversión.

Las exportaciones disminuyeron un 22,6%, resultado del retroceso del 19,9% en las ventas a terceros y del 24,2% a la Unión Europea. Asimismo, las importaciones bajaron un 32% lastradas por el desplome del 22,4% en las operaciones con terceros países y del 36,8% con la UE.

Por último, el salario medio bruto de los asalariados de las grandes compañías se situó en 2.035 euros, un 0,1% menos que hace un año, con lo que se reduce por primera vez desde que comenzara la crisis.