El Ejecutivo obligará a las regiones a recortar 8.000 millones en dos años

La deuda pública rompe la tendencia alcista de los tres últimos meses y desciende en más de 3.000 millones en agosto, situándose en los 944.682 millones de euros.

1

El Gobierno exigirá a las comunidades autónomas ajustes de hasta 8.000 millones de euros en 2014 y 2015 para cumplir los objetivos de déficit del 1% y del 0,7%, respectivamente, según los cálculos que envió el Ejecutivo a Bruselas.

Así consta en el documento remitido a la Comisión Europea, en cumplimiento del reglamento sobre disposiciones comunes para el seguimiento y la evaluación de los proyectos de planes presupuestarios y para la corrección del déficit excesivo de los Estados miembros de la zona del euro, el conocido como Two Pack.

Concretamente, para 2014 las medidas previstas que se adoptarán, como la reducción de gastos de personal o farmacéuticos, o los mayores ingresos derivados de los cambios introducidos en los impuestos directos e indirectos, permitirán a las regiones aplicar un recorte de 4.068 millones de euros. De este total, 2.142 millones corresponden a medidas de ingresos ya previstas, de acuerdo con el ejercicio de la capacidad normativa de las autonomías en materia tributaria y teniendo en cuenta también las estimaciones del Ministerio de Hacienda respecto al margen existente en cada una de las figuras impositivas.

Por el lado de los gastos, se estiman medidas por importe de 1.927 millones de euros, encaminadas en su mayor parte a un mayor control de los pagos corrientes en bienes y servicios.

Para 2015, el Gobierno prevé que el coste de las iniciativas a adoptar ascienda también a más de 4.000 millones de euros, si bien no detalla de dónde procederá este ahorro.

Así, la deuda del conjunto de las administraciones públicas rebasará el 101% del PIB tanto en 2015 como en 2016, con lo que seguirá incrementándose en los próximos años, si bien ya en 2016 se corregirá muy ligeramente, de acuerdo con las nuevas previsiones del Gabinete.

Concretamente, el agujero estatal se situará en el 101,13% del PIB en 2015 y apenas bajará en el próximo ejercicio, hasta situarse en el 101,09%, a pesar de que para ambos años el Ejecutivo ya contempla un escenario de crecimiento económico del entorno del 0,9% y del 1,3%, respectivamente, así como una reducción del déficit público al 4,2% del PIB en 2015 y al 2,8% al año siguiente. Para este curso, el Ejecutivo prevé que acabe en el 94,2% y para 2014, en el 98,8%.

Últimos datos

Precisamente ayer, el Banco de España ofreció los últimos datos de deuda pública hasta el mes de agosto, cuando alcanzó los 944.682 millones de euros, lo que supone 3.157 millones de euros menos que el mes anterior, con lo que rompe la tendencia al alza de los tres últimos meses, aunque aún supera el 92% del PIB (92,38%).

Este cálculo se ha hecho con un PIB de 1.022.514 millones de euros, teniendo en cuenta la evolución económica de los últimos cuatro trimestres, según las estimaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con las nuevas estimaciones, las obligaciones estatales hasta agosto se encuentran a casi dos puntos del objetivo para todo el curso, situado en el 94,2%, y todavía lejos del 98,9% que contempla el Gobierno para 2014.

En lo que va de ejercicio, el débito de las administraciones públicas ha crecido todos los meses, salvo en enero, abril y agosto. El mayor incremento del endeudamiento se produjo en febrero, cuando aumentó en más de 30.000 millones de euros, y en mayo, cuando repuntó en más de 25.000 millones. A pesar del descenso, experimentó hasta agosto un incremento del 17,9% frente a los ocho primeros meses de 2012, cuando el endeudamiento alcanzó los 801.590 millones de euros.

El Gobierno atribuye el incremento a la aceleración del programa de financiación a medio y largo plazo del Tesoro. En lo que va de año, el organismo ha captado ya en los mercados el 90,1% de la emisión prevista para todo el ejercicio (121.300 millones).