El consumo eléctrico baja un 4,3% por la recesión, la mayor caída en 50 años

Ésta la segunda disminución consecutiva del gasto anual de luz en la última década, después de que en 2008 lo hiciera un 0,2%

1

El consumo de energía eléctrica en España bajó en 2009 el 4,3%, hasta 255.721 millones de kilovatios hora (kwh), debido a la menor actividad económica, según el avance estadístico publicado por la patronal Unesa, el mayor descenso desde que comenzó a realizarse la estadística, como consecuencia de la crisis económica.

Se trata de la segunda caída consecutiva del gasto anual de electricidad, después de la bajada del 0,2% registrada en 2008, que contrasta con los crecimientos anuales de entre el 2,7 y el 7,1% del resto de la década.

La producción total en 2009 se redujo en un 5,1%, hasta 300.684 millones de kiolvatios hora, y el saldo exportador se situó en 8.398 millones, inferior en un 24% al del año anterior. Destacó el aumento de la producción del régimen especial (energías renovables y cogeneración), con un avance del 15,3%, hasta 92.819 millones de kilovatios, debido principalmente a la eólica y la cogeneración.

También creció la producción hidroeléctrica, el 8,4%, que alcanzó 23.236 millones de kilovatios, de acuerdo a las estimaciones de cierre del año realizadas por la patronal de las grandes eléctricas.

En cambio, la producción de electricidad con carbón y gas natural bajó el 23,7 y el 9,1%, respectivamente, y la energía nuclear descendió el 10,5%, como consecuencia de las paradas realizadas este año por las centrales para la recarga de combustible, que en algunos casos se prolongaron más de lo habitual.

A pesar de la caída sufrida este año, el gas natural continúa como la principal fuente de energía eléctrica, con el 36% del total, seguida de las renovables y la nuclear, con el 18% cada una; el carbón, con el 13%; la hidroeléctrica, con el 9%, y los productos petrolíferos, con el 6%.

El avance de las energías renovables y la hidroeléctrica, junto con los descensos de las producciones ligadas al carbón y el gas natural, permitió a las grandes eléctricas reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) un 17%.

Las cinco compañías que integran Unesa -Iberdrola, Endesa, HC Energía, Unión Fenosa y E.ON- incorporaron este año 729 nuevos megavatios (MW) de potencia instalada, con lo que la potencia total en España alcanzó 66.840 MW, de los que el 92,5% corresponde a las empresas de esta patronal.