El consumo de drogas y los motoristas, asignaturas pendientes en materia vial

Este verano, la DGT intentará mantener el número de víctimas mortales de 2008, cuando se registraron 600 menos que el año previo, algo que no ocurría en cuatro décadas.

0

La Dirección General de Tráfico (DGT) considera que controlar el consumo de drogas durante la conducción y aumentar la sensibilización de los motoristas son las grandes asignaturas pendientes y las apuestas de los próximos años. Así lo manifestó el subdirector general de Normativa y Recursos de la DGT, Ramón Ledesma, antes de participar en el curso de verano Modelos de priorización del transporte público de la Universidad Rey Juan Carlos.

Uno de cada tres fallecidos va en moto y solo en uno de cada seis accidentes el motorista impacta contra el quitamiedos, según Ledesma, por lo que su eliminación «no es la panacea» y hay que aumentar la concienciación de estas personas, que «deben ser más consciente de que su vehículo tiene más riegos y hay que extremar la precaución».

El proyecto piloto para controlar el consumo de drogas se puso en marcha en varias provincias el año pasado, pero su extensión es compleja, porque «hay que involucrar a la Fiscalía y los procedimientos administrativos». El mandatario hizo también balance del carné por puntos, que ayer cumplió tres años desde su entrada en vigor, y resaltó que ha tenido «resultados muy satisfactorios», pues «la represión funciona cuando te colocan 1.000 radares sobre la cabeza y 8.000 agentes de la agrupación de trafico». «Algunos creían que nos quedaríamos sin créditos y que íbamos al desastre, pero después se le ha quitado el permiso a 18.000 ciudadanos de un censo de 25 millones de conductores y hemos reducido en 2.000 los muertos en carretera».

Sobre la operación de tráfico de verano, «vamos a poner toda la carne en el asador para mantener la cifra de fallecimientos del ejercicio pasado», indicó. Además, en el verano de 2008 se registraron menos de 600 fallecidos, «un cifra que no se producía desde hacía 40 años». «Cada vez hay que rascarse más la cabeza porque las grandes medidas están adoptadas», sentenció. «Veníamos de un escenario de muertos en carretera fuera de la media de Europa, con 128 fallecidos por millón de habitantes al año y ahora tenemos solo 80 muertos», añadió.

Sobre el consumo de alcohol, puntualizó que «hay una generación que conduce con alcohol sin problemas, pero ahora es difícil porque socialmente está mal visto». El perfil, destacó, ya no es el joven que va de fiesta, sino «un hombre cercano a los 50 años, con buena posición social y consumidor de Rioja, en su mayoría», concluyó el directivo de la DGT.