El Congreso exige al Gobierno que reforme la financiación autonómica

La Comisión de Hacienda y Administraciones Públicas acordó instar al Ejecutivo para que lleve a cabo de forma urgente todas las medidas para cambiar el sistema de reparto.

1

La Comisión de Hacienda y Administraciones Públicas acordó ayer instar al Gobierno a iniciar de forma urgente la reforma del sistema de financiación autonómico, tal y como propone Nueva Canarias (NC), que cosechó además el respaldo de PP, PSOE y Ciudadanos, entre otras formaciones. El diputado de NC, Pedro Quevedo, consideró que la reforma de la financiación es un “tema clave”, junto con la organización territorial, durante esta legislatura. Y, pese a que el tema es “complejo” y resulta “difícil contentar a todas las partes”, el debate no se puede aplazar porque, con el actual modelo, regiones como Canarias han sufrido un “importantísimo retroceso” y ven peligrar su estabilidad financiera y la sostenibilidad de sus servicios públicos.

Por eso, pidió emplazar al Gobierno a emprender “de manera urgente” esta reforma para garantizar la prestación de los servicios públicos esenciales en todas las comunidades y en igualdad de condiciones para todos los ciudadanos. Además, tras aceptar una enmienda del PSOE, también se solicitó distribuir los recursos para favorecer los servicios públicos atendiendo al principio de autonomía financiera para el desarrollo y ejecución de las competencias autonómicas. Inicialmente, NC proponía que la distribución de los recursos se hiciera “de manera finalista” para “garantizar los servicios públicos fundamentales”, recalcaron.

Por su parte, el ‘popular’ Miguel Barrachina se congratuló de que ahora todos vean que “el sistema de financiación socialista es pésimo, injusto y pernicioso”, tal y como el PP avisó en 2007. “Todos compartimos que el modelo debe ser modificado”, añadió, explicando que les hubiera gustado hacerlo la pasada legislatura pero la situación económica heredada no lo permitió y respaldando que se haga ahora pero respetando la autonomía regional, sin condicionalidades. De esta manera se pronunció Barrachina ante los medios.

Rechazo al nuevo reparto del déficit.- La Comisión de Hacienda del Congreso rechazó ayer con los 21 votos de PP y Ciudadanos una propuesta de Democracia y Libertad (DL) para pedir al futuro Gobierno un nuevo reparto entre administraciones de los objetivos de déficit acordados con Bruselas para 2016.

El portavoz de Hacienda de los independentistas catalanes, Ferrán Bel, recordó que el “mayor esfuerzo” de consolidación fiscal durante la pasada legislatura lo realizaron las comunidades y los ayuntamientos, pese a ser las administraciones que más porcentaje de sus recursos destinan a gasto social.

De hecho, el reparto aprobado año tras año por el Ejecutivo ‘popular’ ha sido “absolutamente injusto e inasumible” e incumplía sistemáticamente la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Por eso, DL defendió la necesidad de plantear un nuevo reparto de los objetivos de déficit para 2016, , que actualmente dan un margen del 2,9% al Estado.