El adiós del primer soldado

La cúpula militar despide con vítores a Don Juan Carlos en su último acto oficial como Jefe del Ejército y la primera aparición conjunta de los Reyes y los Príncipes tras la abdicación.

0

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, rindió ayer homenaje a Don Juan Carlos en su última aparición como Jefe de la cúpula militar. «Vamos a brindar por el primer soldado y marino español, por su Majestad el Rey», a lo que el Monarca contestó: «¡Brindad conmigo, ¡Por España!».

Unas sentidas palabras pronunciadas en el Palacio Real, en la recepción posterior al desfile celebrado con motivo del Día de las Fuerzas Armadas, el primer acto público en el que coincidieron juntos el Soberano y Doña Sofía con los inminentes nuevos Reyes desde el anuncio de abdicación, el pasado lunes.

El Príncipe, que será Capitán General de los tres ejércitos en cuanto acceda al Trono, el próximo 19 de junio, acudió a la cita con el uniforme de gala de la Armada, mientras que su padre lo hizo ataviado con el de Capitán General del Ejército de Tierra.

El desfile contó este año con más presupuesto que en ediciones anteriores y la intervención de la Patrulla Águila. Tras el homenaje a los caídos en la madrileña plaza de la Lealtad, los Monarcas y los Príncipes recibieron en la Saleta Gasparini del Palacio Real a los 180 invitados a una recepción de despedida a la que asistieron los ministros de Defensa e Interior, Jorge Fernández Díaz, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, la alcaldesa, Ana Botella, la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, y la cúpula militar.

A su llegada al acto, en el que Don Juan Carlos entregó a su ayudante el bastón que utiliza para ayudarse a caminar antes de saludar a todos los presentes, el Rey bromeó con Morenés.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no acudió porque no es tradición que lo haga, pero sí asistirá mañana con los Soberanos al recibimiento del presidente de México Peña Nieto, así como a la cena que tendrá lugar posteriormente en el Palacio Real.

CLAMOR POPULAR

Asimismo, varios cientos de personas recibieron con aplausos y gritos de «vivas» a los Reyes y a Don Felipe y Doña Letizia a su llegada a la plaza de la Lealtad, llenando el eje Prado-Recoletos para presenciar el homenaje a los que dieron su vida por España y trasladar su apoyo a la institución de la Monarquía. Así, durante la ceremonia, que duró algo más de 20 minutos, y sobre todo a la llegada de los Soberanos y los Príncipes de Asturias, se pudieron escuchar ovaciones y vítores a la Corona.

Por su parte, el ministro de Defensa afirmó, justo antes de la celebración del acto, que el relevo al mando de los ejércitos del Rey Don Juan Carlos se hará «con toda naturalidad» porque la propia Constitución establece que «el Monarca es, por serlo, el Jefe supremo de las Fuerzas Armadas».

Asimismo, el madrileño reiteró que el cambio de mando de los ejércitos se hará con «total normalidad» porque «se produce por virtud de la ley», por lo que no se prevé hacer ningún tipo de ceremonia especial.

Una vez que se produzca el relevo, Don Felipe VI será, por lo tanto, el Jefe supremo militar y tendrá todos los honores, pudiendo portar todas las insignias y lucir el uniforme que su condición de Capital General requiere en esa situación, explicó el dirigente popular, que añadió que la Infanta Leonor, como Heredera de la Corona de España, recibirá instrucción marcial como en su día lo hizo su padre. Así, confesó que tienen «muchísima ilusión» por aportar esa formación, ya que es «un proceso de normalización la presencia de la mujer en las Fuerzas Armadas».