El superávit por turismo se contrae un 0,7% en los diez primeros meses

Las previsiones indican una desaceleración en las llegadas de los viajeros internacionales

16
Numerosos turistas visitan la Plaza Mayor de Madrid. / europa press
Publicidad

El superávit del sector turístico y de viajes suma 36.787 millones de euros en los diez primeros meses del año, lo que supone una caída del 0,7% con respecto al mismo periodo del año anterior, 258 millones de euros menos, según se desprende de los datos de la balanza de pagos del Banco de España, que refleja el retroceso registrado en julio (-6,1%), en agosto (-1,7%) y en septiembre (-6%) durante la temporada de verano.

Este resultado es consecuencia de unos ingresos de 55.161 millones de euros, un 3,3% más, con una mejora de 1.752 millones de euros derivados del gasto turístico extranjero que revierte a España y de unos pagos de los españoles al exterior de 18.374 millones de euros, un 12,3% más.

De enero a octubre de este año, España recibió 73,9 millones de turistas internacionales en los diez primeros meses del año, un 0,5% más que en el mismo periodo de 2017, según los datos provisionales de la Encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera (Frontur) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que gastaron en sus viajes a nuestro país 79.921 millones de euros, un 2,7% más, según la estadística Egatur.

Los ingresos por turismo reflejados en la balanza de pagos se refieren al gasto de los turistas extranjeros que revierte a España y no incluyen, por tanto, el gasto realizado en el origen, por ello difieren. El gasto medio por turista que visita España se sitúa en 1.067 euros (-0,4%), con un gasto medio diario de 152 euros (+6%). La duración media es de 7 días, algo menor.

DESACELERACIÓN

El Banco de España ya ha advertido de que una prolongación en los próximos meses de la tendencia de desaceleración del turismo no residente hacia España en parte por la recuperación de destinos competidores y que supone el 60% de la actividad del sector, freno que podría conducir a que 2018 sea el primer año desde 2009 en que el crecimiento de la industria turística en nuestro país sea inferior al del PIB, tras años de récord turísticos.

Y es que los ingresos por turismo y viajes en la balanza de pagos comenzaron el año marcando una senda de crecimiento pero con valores inferiores a los primeros meses de 2017, con lo que la rúbrica de pagos por turismo minora algo el ritmo acelerado registrado el pasado año. Eliminando el efecto calendario y estacional la media es un incremento del 4%, un tono desacelerado en relación a los años 2016 (+11%) y 2017 (+8,5%).