La instructora acusa al ‘Rey del Cachopo’ del crimen de su novia, que según el sumario tuvo un aborto natural.
La instructora acusa al ‘Rey del Cachopo’ del crimen de su novia, que según el sumario tuvo un aborto natural. / e.p.
Publicidad

César Román, conocido como ‘El Rey del Cachopo’, defendió de nuevo su inocencia ante la jueza de Instrucción número 32 de Madrid, Rosa María Freire, asegurando que la maleta en la que apareció el torso no era suya y justificando a su favor todos los indicios que le apuntan como el autor del asesinato. La comparecencia se produjo a petición propia después de que haya conocido el contenido del sumario, de más de cuatro tomos. “Ha dicho a todo que no”, detalló uno de los letrados presentes en el interrogatorio, que se prolongó durante más de hora y media.

La instructora le acusa del crimen de su novia Heidi Paz, cuyo torso apareció el pasado 13 de agosto en una nave de Usera propiedad del empresario. Ayer, la jueza se inhibió de la causa a favor de un Juzgado de Violencia sobre la Mujer al determinarse la relación sentimental. En su comparecencia, insistió en que la maleta donde apareció la víctima no era la que llevaba el día en que un taxista le trasladó a la nave, un testimonio clave para su acusación.

Barba

Poco antes de entrar en la sala, el acusado manifestó que está “muy bien” y, en respuesta a una periodista, insistió en que mantiene su inocencia. Román, más serio que en la anterior vez que acudió al Juzgado, ya no luce la barba con la que intentó durante los meses de búsqueda pasar desapercibido.

En el sumario consta que Heidi se quedó embarazada de Román, con quien empezó una relación el pasado abril. Pero sufrió un aborto natural en junio, pocos meses antes de fallecer. No consta que le denunciara por malos tratos. Los investigadores siguen buscando las extremidades de la víctima, según las mismas fuentes. La autopsia descarta que muriera asfixiada o envenenada.

Al parecer, las actuaciones incorporan dos cartas en las que la novia de César, Heidi, declaraba su amor al ‘Rey del Cachopo’. Además, había varios testigos que le sitúan en el lugar del crimen, aparte del taxista que le trasladó a la nave de Usera junto a una maleta de grandes dimensiones.

“Es una persona muy controladora y obsesiva”. Así le describió en los pasillos el abogado que defiende a la madre de la víctima, quien detalló que el sumario alcanza ya los cuatro tomos.