La socialista, María Chivite, felicita al nuevo presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde. / efe
Publicidad

El parlamentario de Geroa Bai Unai Hualde fue elegido ayer presidente del Legislativo navarro, en segunda votación, con los votos de su grupo, el PSN, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra. Inmaculada Jurío, del PSN, y Yolanda Ibáñez, de Navarra Suma, ocuparon las dos vicepresidencias, mientras que las dos secretarías recayeron en Juan Luis Sánchez de Muniáin, de Navarra Suma, y Maiorga Ramírez, de EH Bildu.

Con 50 aforados (20 de Navarra Suma, 11 del PSN, 9 de Geroa Bai, 7 de EH Bildu, 2 de Podemos y 1 de I-E), la sesión fue presidida inicialmente por Koldo Martínez (Geroa Bai), el electo de mayor edad. Para tomar posesión del cargo, los parlamentarios fueron llamados por orden alfabético. Los parlamentarios de EH Bildu tomaron posesión del cargo “por imperativo legal” y algunos de ellos, como Adolfo Araiz o Maiorga Ramírez, mostrando en euskera su compromiso con la soberanía de Navarra, mientras que la parlamentaria de I-E, Marisa de Simón, prometió “sin renunciar a mis principios y condiciones republicanas”.

Los candidatos

Al no haber sido posible un acuerdo inicial entre el PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E para la constitución de la Mesa del Parlamento, se presentaron tres candidatos a la presidencia de la Cámara: Iñaki Iriarte, de Navarra Suma, Inmaculada Jurío, del PSN, y Unai Hualde, de Geroa Bai. En la primera votación, en la que era necesaria mayoría absoluta, Iriarte obtuvo los 20 votos de Navarra Suma, Hualde 16 de Geroa Bai y EH Bildu, y Jurío los 11 del PSN, además de tres votos en blanco de Podemos e I-E.

Para la segunda votación solo podían presentarse los dos candidatos con más votos, por lo que se quedó fuera del proceso de elección la candidata socialista.

En ese momento, el parlamentario de Geroa Bai Unai Hualde pidió un receso en el que el portavoz de esta coalición, Koldo Martínez, se reunió con el grupo socialista. Una vez reanudada la sesión, Hualde obtuvo en la segunda votación —en la que bastaba mayoría simple— un total de 30 votos, por 20 del candidato de Navarra Suma.

De esta forma, el candidato de Geroa Bai, que es presidente del PNV en Navarra, obtenía en la segunda ronda una mayoría absoluta que no había obtenido en la primera.