La candidata de Cs a la alcaldía de la capital, Begoña Villacís, y el candidato del PP, José Luis Martínez-Almeida. / efe
Publicidad

Ciudadanos propuso al PP repartirse el mandato en el Ayuntamiento de Madrid, de modo que los candidatos a la Alcaldía del PP, José Luis Martínez Almeida, y de Ciudadanos, Begoña Villacís, gobiernen dos años cada uno, pero el PP rechazó la oferta. Esta es la propuesta que llevó a la mesa de negociación el partido naranja a 48 horas de que se constituyan los ayuntamientos de toda España y que el dirigente del partido de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, calificó ante los periodistas como una propuesta de “enorme generosidad”.

Tras una reunión de dos horas ambos partidos alcanzaron un preacuerdo programático pero se mantiene el desencuentro sobre quién debe ocupar la alcaldía de la capital, aunque siguen necesitando el apoyo de Vox —con quienes aún no se han reunido— para impedir que Manuela Carmena repita como alcaldesa.

Gutiérrez advirtió a Martínez-Almeida de que no aceptar esta propuesta “pondrá el riesgo el cambio” en la ciudad de Madrid y señaló que no entiende la “obsesión” del candidato del PP por el bastón de mando cuando en los comicios municipales del pasado 26 de mayo el PP obtuvo el “peor resultado de su historia”.

Gutiérrez insistió que compartir la alcaldía es una “solución muy aceptable” porque en su opinión son necesarias “nuevas formas de hacer política” que permitan una “enmienda a la totalidad” de las “terribles” políticas de Manuela Carmena y el PSOE.

La número dos de Martínez-Almeida, Andrea Levy, calificó esta propuesta de “ocurrencia” y pidió no echar “a perder” el cambio en la capital.

A Cs le advirtió que si al PSOE “les ha vendido esta ocurrencia en otros ayuntamientos”, como en el de Ciudad Real, el PP “no va caer” en una propuesta que consideran que no es seria ni responsable.

La vicesecretaria del PP defendió además la “legitimad” del alcaldable del PP a ostentar el bastón de mando y criticó que en Ciudadanos hablen de la “obsesión” de Almeida pues a su juicio la petición de Cs se debe a “la frustración de Villacís de no conseguir más votos en las urnas y más concejales en el Ayuntamiento”.

La semana pasada Cs les pidió cuatro años de Villacís como alcaldesa, ayer propusieron dos años e igual mañana, dijo Levy, les pedirán “los días impares”. “Este no es el tiempo de las rebajas”, advirtió la segunda de Martínez-Almeida.

“¿Cuál es el concepto de empate de Ciudadanos?”, se preguntó la edil electa que ha recordado que les sacan 83.000 votos y cuatro concejales más, algo que a su juicio no es una “cosa subjetiva que se pueda decidir”.

La dirigente del PP subrayó que los madrileños no entenderían que por “ocurrencias personalistas” de Ciudadanos hubiese “cuatro años más de ocurrencias de Carmena” en la capital de España.

La negociación

Sin embargo, Levy cerró el preacuerdo alcanzado a nivel programático. Por otro lado, el secretario general de Vox y concejal electo en Madrid, Javier Ortega Smith, volvió ayer a exigir consejerías en el Gobierno de la Comunidad de Madrid mientras que calificó de “suplicio” la negociación en la capital por las “trabas” de Ciudadanos, al que acusa de pedirles un “cheque en blanco”.

Así lo defendió el dirigente de Vox en una entrevista con Radio Nacional, cuando faltaban dos días para elegir al nuevo alcalde de la capital y sin que por el momento se haya cerrado un pacto con PP y Ciudadanos. La negociación en Madrid es para Ortega Smith un “auténtico suplicio”, porque Cs se dedica a poner “vetos” pidiendo que el alcaldable del PP, José Luis Martínez-Almeida, ceda el puesto de alcalde a Begoña Villacís o negándose a sentarse con Vox que, recordó el edil electo, es “imprescindible”.