El PIB cierra el tercer trimestre con el menor crecimiento en cuatro años

La economía española recorta su tasa interanual al 2,4% tras crecer entre julio y septiembre un 0,6% • Repunta el consumo de los hogares, la inversión se atenúa y sube el gasto público

9
Publicidad

La economía española creció un 0,6% en el tercer trimestre del año, lo mismo que en los dos trimestres anteriores, gracias al empuje del consumo de los hogares, frente a la moderación de la inversión. Por su parte, la tasa interanual se situó en el 2,4%, una décima menos que en el trimestre anterior y el menor crecimiento de la economía española en casi cuatro años, según la Contabilidad Nacional Trimestral publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta tasa del 2,4% es una décima inferior a la inicialmente estimada por Estadística en el dato adelantado el 31 de octubre (2,5%), y es la menor tasa de crecimiento desde el cuarto trimestre del año 2014. Sí ha coincidido, por el contrario, el dato trimestral que adelantó el INE, del 0,6%.

Con el repunte interanual del 2,4% registrado en el tercer trimestre del ejercicio, la economía española acumula 19 trimestres consecutivos de tasas interanuales positivas, mientras que con el avance trimestral del 0,6% se acumulan 20 trimestres consecutivos de alzas.

La demanda nacional aportó 2,8 puntos al crecimiento del PIB interanual en el tercer trimestre, tres décimas inferior a la del trimestre anterior, en tanto que la demanda externa restó cuatro décimas al crecimiento, dos décimas superior a la del trimestre pasado. De esta forma, la demanda nacional lleva cuatro trimestres aportando 3 o más puntos al crecimiento, mientras la demanda externa lleva cinco trimestres con aportaciones negativas.

El PIB a precios corrientes creció a una tasa del 3,4% en el tercer trimestre, tasa similar a la registrada en el segundo trimestre y una décima inferior al dato adelantado por el INE.

La renta nacional bruta creció un 1,1% respecto al segundo trimestre, dos décimas más que en el trimestre precedente, mientras que la renta nacional bruta disponible avanzó un 0,9%, una décima menos que entre abril y junio. En valores interanuales, la renta nacional bruta creció un 3,5%, tasa similar a la del trimestre anterior. También la renta nacional bruta disponible desaceleró su crecimiento interanual, desde el 3,7% al 3,4%.

Consumo de los hogares

Según los datos del INE, el consumo de los hogares incrementó ocho décimas su crecimiento trimestral entre julio y septiembre, desde el 0% al 0,8%. Al mismo tiempo, el gasto público se intensificó seis décimas, hasta el 0,8%, encadenando siete trimestres de alzas.

Por su parte, el gasto en consumo de las instituciones sin fines de lucro volvió a tasas positivas tras la caída del segundo trimestre (-0,6%), al subir un 0,2% entre julio y septiembre.

Por el contrario, la inversión moderó su crecimiento trimestral desde 3% al 0,8%, debido a la pronunciada contención de la inversión en maquinaria y bienes de equipo, que avanzó un 0,8% en el tercer trimestre, frente al avance del 5,8% del trimestre anterior. Al mismo tiempo, la inversión en vivienda y construcción moderó siete décimas su avance trimestral, desde el 1,7% al 1%.

Entre julio y septiembre, tanto las exportaciones como las importaciones registraron tasas negativas. En concreto, las exportaciones retrocedieron nueve décimas, frente al alza del 0,3% anterior, lo que supone su primera tasa intertrimestral negativa en cinco años. De su lado, las importaciones disminuyeron un 0,2%, su primer descenso en dos años, cuando en el trimestre precedente habían aumentado un 0,7%.

Inversión y gasto público

En tasa interanual, la economía española creció en el segundo trimestre del año un 2,4%, una décima menos que en el trimestre anterior, con una menor contribución de la demanda nacional (2,8 puntos, tres décimas menos) y una aportación negativa de la demanda externa (-0,4 puntos, dos décimas más).

Los dos principales componentes de la demanda nacional (consumo e inversión) mostraron en el tercer trimestre tasas positivas interanuales, aunque con diferentes tendencias: el consumo aumentó un 2,1%, igual que en el trimestre anterior, mientras que la inversión moderó su avance anual hasta el 5,5%, desde el 7% anterior.

Dentro de la partida del consumo, el de los hogares moderó una décima su crecimiento anual, hasta el 2,1%, mientras que el de las instituciones sin fines de lucro se contrajo cinco décimas respecto al trimestre anterior, hasta el 1%. Por su parte, el gasto de las administraciones públicas aceleró su aumento anual dos décimas, desde el 1,9% al 2,1%.

Por su lado, la inversión registró un crecimiento interanual del 5,5%, porcentaje 2,5 puntos inferior al del trimestre anterior, tras moderarse el repunte interanual de la inversión en vivienda y construcción ocho décimas, hasta el 5,5%, y contraerse el ritmo de crecimiento de la inversión en maquinaria, bienes de equipo y sistemas de armamento desde el 10,3% al 7,2%.