El Pacto de Toledo cierra sin acuerdo ante el adelanto electoral

Todos los grupos critican la actitud de Podemos por romper las posibilidades de acuerdo

21
Celia Villalobos, presidiendo la Comisión del Pacto de Toledo. / europa press
Publicidad

La Comisión del Pacto de Toledo acabó su reunión de ayer sin poder cerrar un acuerdo sobre la revisión de sus recomendaciones, tras la cual PP y Unidos Podemos, con mayoría en la comisión, han manifestado su rechazo a celebrar nuevos encuentros en busca de un acuerdo antes de concluir la legislatura.

Según el calendario que manejaba la comisión que preside la diputada popular Celia Villalobos, los grupos tenían previsto celebrar mañana un debate en comisión de sus recomendaciones con idea de elevarlas al Pleno de la próxima semana, el último de la legislatura.

Sin embargo, en una hora, los grupos abandonaron la comisión tras constatar la imposibilidad de cerrar un acuerdo. Según han comentado los diputados presentes en la reunión, Podemos ya anticipó que, tal y como estaban redactadas las recomendaciones, presentaría votos particulares a la gran mayoría de ellas.

Aunque había opción de celebrar nuevas reuniones de la Mesa y Portavoces previas a la comisión, tanto el PP como Podemos mostraron sus discrepancias. “Sería un circo, no sería favorable al propio Pacto de Toledo. Creo que hasta aquí hemos llegado”, dijo la portavoz de Unidos Podemos, Aina Vidal.

Pese a que el grupo confederal contaba con presentar votos particulares en lo referido a edad legal de jubilación, contributividad y sistemas complementarios, de cerrarlas así habría presentado más objeciones. “Las prisas no son buenas consejeras. A día de hoy, no se puede llevar a Pleno porque hay recomendaciones importantes que aún están abiertas y cuestiones de fondo que no están acordadas”, dijo Vidal.

OTRO CONGRESO

Por su parte, su homólogo del PP, Gerardo Camps, señaló que “corresponderá a otro Congreso” el alcanzar a un acuerdo. “No creemos que haya que convocar una Mesa para que se pongan más de manifiesto las diferencias entre los grupos políticos”, dijo.

Pese a reconocer que los grupos estaban “muy cerca del acuerdo” y que “es algo penoso que después de tanto trabajo no haya podido culminarse con acuerdo”, Camps no cree que estuviera “lo suficientemente maduras como para poder cerrar aprisa y corriendo el Pacto de Toledo”.

De hecho, puso en duda que, ante la proximidad de unas nuevas elecciones tras las que “van a venir otros” grupos y los actuales tendrán otra representación, el actual Congreso cierre un acuerdo. “Les correspondería a ellos tomar una decisión al respecto”, señaló.

El fin de los trabajos para renovar las recomendaciones del Congreso para el sistema público de pensiones pone fin a más de dos años de trabajo, desde que en noviembre de 2016 iniciara una ronda de más de treinta comparecencias, y después en fase de ponencia para renovar las 21 recomendaciones e introducir dos nuevas, una dedicada a la juventud y otra a la economía digital y a la robotización del empleo.

Tras haber dado por concluida la reunión y haberla abandonado varios diputados, Villalobos ha vuelto a convocarlos y desde fuera de la reunión era posible escuchar varios gritos. “Estoy triste y jodida”, dijo la presidenta al salir, rechazando realizar declaraciones a los medios sobre cómo había concluido su comisión.

Pese a que PP y Unidos Podemos descartaron nuevas reuniones, el PSOE ha retado a los grupos a celebrar un nuevo debate y posicionarse en base a unas recomendaciones. “Las recomendaciones están hechas y el trabajo está hecho. Hay medidas que se pueden implementar. ¿Eso no lo podemos aprobar?”, se ha preguntado la portavoz del PSOE, Mercè Perea.

El PSOE criticó como “falta de respeto al consenso y a la democracia” que Unidos Podemos haya planteado nuevos votos particulares (a los tres que ya había anunciado) y que el PP, a su juicio, “aproveche la estela para presentar el programa electoral”.