El ‘no’ a la independencia de Cataluña no superaba al ‘sí’ desde el pasado junio de 2017. / efe
Publicidad

El 48,3 % de los catalanes no quieren que Cataluña se convierta en un Estado independiente, frente al 44 % que sí lo defiende, la primera ventaja para los partidarios del ‘no’ desde 2017, según un sondeo del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat. Estas cifras suponen un vuelco con respecto a la anterior encuesta del CEO, publicada el pasado mes de abril, que señalaba que el 48,4 % de los catalanes deseaba la independencia, por un 44,1 % que se mostraba contrario a ella.

De hecho, según el historial del CEO, el ‘no’ a la independencia no superaba al ‘sí’ desde junio de 2017, meses antes del 1-O. El sondeo de este mes de julio fue realizado a partir de una encuesta telefónica a 1.500 personas mayores de edad residentes en Cataluña entre el 25 de junio y el 17 de julio.

A la pregunta de si quieren que Cataluña sea un “Estado independiente”, además, un 5,5 % dijo no saber y un 2,1 % no contestó a la encuesta.

Intención de voto

Según la intención de voto en el Parlamento, un 84,5 % de los votantes de ERC quiere la independencia, un porcentaje que es del 91,3 % en el caso de JxCat y del 95,6 % en el caso de los de la CUP. El 73,9% de los comunes rechazan la independencia, un porcentaje que se eleva hasta el 87,1 % en el caso de los votantes del PSC.

En otra pregunta que desgrana distintos tipos de encajes territoriales de Cataluña, un 34 % prefiere un Estado independiente, un 24,5 % apuesta por un Estado dentro de una España federal, un 27 % quiere seguir siendo una comunidad autónoma y un 7,8 % considera que Cataluña “debería ser una región de España”.

Por otro lado, el líder de ERC, Oriol Junqueras, y el diputado de En Comú Podem en el Congreso, Jaume Asens, son los políticos mejor valorados en Cataluña, mientras que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, suspende con un 4,15, según un sondeo del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat.

Junqueras recibe un 6,26 de nota media, seguido por Asens (5,25) y Carles Riera (CUP) y Marta Rovira (ERC), ambos con un 5,10. Les siguen Meritxell Batet (PSC) y Jéssica Albiach (Catalunya en Comú Podem), ambas con un 4,66, el socialista Miquel Iceta (4,33) y el líder de JxCat huido a Bélgica Carles Puigdemont (4,31).

Entre los suspensos, también el del presidente de la Generalitat, que obtiene de media un 4,15.

A continuación estaría la portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas (2,28), seguida de Alejandro Fernández (PPC) y Carlos Carrizosa (Ciutadans), que obtienen 2,15 y 1,83, respectivamente. El director del CEO, Jordi Argelaguet, que presentó el estudio, llamó la atención sobre el hecho que no todos los encuestados conocían y valoraron a los líderes, por lo que habría que tener “cautela”.