El jefe de la División de Investigación Criminar de Barcelona, el inspector de los Mossos, Pere Pau Guillén.
El jefe de la División de Investigación Criminar de Barcelona, el inspector de los Mossos, Pere Pau Guillén. / E.P.
Publicidad

El menor de 17 años identificado como presunto autor de seis agresiones sexuales en Barcelona —en el distrito de Horta y en el barrio del Poble-sec del distrito de Sants— actuaba amenazando a sus víctimas y “con mucha violencia”, y escondiendo su rostro.

Así lo manifestó en rueda de prensa el jefe de la División de Investigación Criminal de Barcelona, el inspector de Mossos d’Esquadra Pere Pau Guillén, que también confirmó, al ser preguntado por los periodistas, que el sospechoso “efectivamente es un menor no acompañado” (conocido habitualmente como Mena).

Las agresiones sexuales ocurrieron entre finales de octubre y principios de diciembre: entre la primera y la segunda violación —en la zona de los jardines del paseo de Montjuïc en la capital de la comunidad catalana— pasó un mes, pero las cinco siguientes ocurrieron con 11 días de diferencia, detalló el agente.

Investigación

Presuntamente asaltaba a mujeres de mediana y avanzada edad que encontraba solas en la calle en franjas horarias de mañana, tarde y noche, y actuaba en zonas sin cámaras de seguridad, lo que ha dificultado hallar imágenes de los casos.

Los Mossos le arrestaron el pasado 7 de diciembre de 2018 como presunto autor de tres agresiones sexuales cometidos en el distrito de Horta y los agentes vieron con “sorpresa” que el menor no tenía historial delictivo ni vinculación con delitos sexuales.

Entonces, se comunicó el caso a la Fiscalía de Menores y el juez de menores acordó un día después, el 8 de diciembre, su internamiento en un centro cerrado.

“Por la similitud” de los casos de Horta y del Poble-sec, los agentes siguieron investigando y consiguieron ubicarlo en zonas cercanas a dos de las agresiones en este segundo barrio y en un tercer caso le detectaron en una entrada del metro compatible con la comisión de otra de las violaciones, según reveló Guillén.

El inspector también añadió que ha sido durante esta semana cuando han obtenido las pruebas de ADN que señalan al menor como presunto autor de las seis agresiones sexuales.

Finalmente, el agente de investigación criminal también explicó que, tratándose de un menor, no pueden dar más detalles.

Pero no obstante, el inspector de los Mossos indicó que han querido hacer una atención a los medios de comunicación para que “la ciudadanía conozca que aquella situación de peligro que tenía ya no está”.