Elsa Artadi ve “lejos” el acercamiento entre Gobierno central y regional.
Elsa Artadi (d) ve “lejos” el acercamiento entre Gobierno central y regional. / EFE
Publicidad

La portavoz del Govern, Elsa Artadi, explicó ayer que el Ejecutivo catalán mantiene el ‘no’ a aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE), y pidió al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ofrezca una “solución política” a Cataluña si quiere contar con su apoyo a las cuentas.

Así lo dijo en la rueda de prensa posterior al Consejo Ejecutivo. “Es evidente que para entrar en una negociación depende de que Sánchez ponga una solución política. Nos gustaría que lo hiciera, evidentemente. Ahora mismo estamos muy lejos”, destacó.

Artadi precisó que a la Generalitat le gustaría que la oferta política de Sánchez reconociera el derecho de autodeterminación de Catalunya, ya que es algo que genera un amplio “consenso” en la sociedad catalana como mecanismo para solucionar el conflicto.

Además, explicó que el comunicado conjunto que la Generalitat y el Gobierno hicieron tras la reunión entre Torra y Sánchez del pasado 20 de diciembre en el Palau de Pedralbes fue un “tímido avance”, que sin embargo consideró insuficiente para que el independentismo catalán avale los PGE en el Congreso.

“Estamos igual de lejos que hace un mes”, resumió Artadi, que aseguró que cualquier decisión final sobre las cuentas será consensuada con el PDeCAT y ERC, los dos partidos independentistas en el Congreso que, a su vez, conforman el Govern en Cataluña.

No obstante, no aclaró si el Govern está dispuesto o no a permitir que al menos el Congreso tramite las cuentas para dar más margen a la negociación. Pero recordó que existen “declaraciones” de responsables del PDeCAT y ERC que abogan por presentar enmienda a la totalidad a los PGE y rechazarlos de inicio.

Diálogo con concreciones

Si el independentismo renunciara a presentar enmienda a la totalidad y avalara al menos la tramitación de las cuentas, habría más meses para buscar un diálogo Generalitat-Estado, pero Artadi no descartó ninguno de los escenarios posibles.

“Es un tema que nos hemos emplazado a trabajar conjuntamente con los grupos del PDeCAT y ERC. Hasta finales de mes no se tramitarán las enmiendas a la totalidad. Tenemos que acabar de trabajarlo con ellos —PDeCAT y ERC— y con pleno consenso en el Govern”, concluyó.

Por su parte, el presidente del PDeCAT, David Bonvehí, aseguró que su partido mantiene su ‘no’ a los PGE, pero que podría reconsiderar esta negativa si el presidente del Gobierno ofrece un diálogo a Cataluña con concreciones.

“Siempre hemos dicho que la posición cambiará si el señor Sánchez se comprometiera a una mesa de diálogo o a un diálogo franco con propuestas concretas para Cataluña”, expuso.

Así, el partido independentista sigue en el ‘no’, pero no descarta cambios en esta posición: “Siempre hemos dejado la puerta abierta. Si hay verdaderamente unas ganas de solucionar el tema político catalán, nuestro voto podría cambiar, pero ahora mismo no está encima de la mesa”.

El PDeCAT plantea que la oferta de Sánchez a Cataluña sea “una negociación política entre dos sujetos políticos”, es decir, reuniones bilaterales en que una parte represente al Gobierno central y otra a la Generalitat.

Bonvehí avisó de que, si no hay un gesto “inminente” de Sánchez, la posición del partido será presentar una enmienda a la totalidad propia y, por lo tanto, oponerse a que los PGE puedan iniciar su recorrido parlamentario.