El Gobierno subirá un 2,25% los salarios a los funcionarios en 2019

El Consejo de Ministros del viernes en Barcelona aprobará el aumento pactado por el PP

53
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, momentos antes de la sesión de control al Gobierno del Senado. / efe
Publicidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció que el Consejo de Ministros del próximo viernes, 21 de diciembre, aprobará la subida salarial para los empleados públicos que el Ejecutivo del PP pactó con los sindicatos para 2019.

Durante su comparecencia en el Senado, Sánchez recordó que este acuerdo implica una subida salarial fija para 2019 del 2,25%, a la que podría sumarse otra parte variable (0,25%) ligada a la evolución del PIB y otro 0,25% procedente de fondos adicionales.

En total, en un escenario de máximos, la subida salarial podría alcanzar el 2,75%, aunque para ello el PIB tendría que crecer un 2,5% y la previsión es que lo haga un 2,3%.

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ya había asegurado el lunes que el Gobierno iba a cumplir con el acuerdo retributivo para 2019, subiendo los salarios de los empleados públicos desde el 1 de enero.

Lo que no había aclarado Batet es si esta subida se haría por Real Decreto antes de que finalizara el año o si se haría a posteriori (con efectos retroactivos si era recogida en Presupuestos). Finalmente, se hará por Real Decreto, tal y como demandaban las organizaciones sindicales, que no querían esperar a ver qué pasaba con los Presupuestos de 2019.

El Consejo de Ministros del viernes, que se celebrará en Barcelona, también aprobará la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) para 2019 hasta los 900 euros mensuales, cifra un 22% superior a los 735,9 euros al mes de 2018, según reiteró Sánchez en su comparecencia de ayer en el Senado para hacer balance de sus seis meses al frente del Gobierno.

Este incremento del SMI es fruto del acuerdo que alcanzó el Ejecutivo con Unidos Podemos para los Presupuestos Generales del Estado de 2019 y, según ha destacado Sánchez, se trata de un incremento que “impugna la devaluación salarial” sufrida en los últimos años como consecuencia de la reforma laboral de 2012, realizada por el Gobierno del PP.

La cuantía del salario mínimo se aprueba habitualmente por decreto a finales de diciembre, para su entrada en vigor el 1 de enero del año siguiente.