La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, en la rueda de prensa.
La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, en la rueda de prensa. / EFE
Publicidad

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, se comprometió a que el Gobierno central elabore antes de fin de año un calendario de traspaso de las materias pendientes de transferir a Euskadi, que incluirá prisiones, pero no la gestión del régimen económico de la Seguridad Social. El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, por su parte, aseguró que no renuncian a esta competencia, aunque, de momento, no “apremiará” al Ejecutivo de Pedro Sánchez con ella, para centrarse en otras materias menos dificultosas de transferir.

Batet y Erkoreka comparecieron en Bilbao tras la reunión ayer en de la comisión mixta de transferencias en la que se oficializó el acuerdo de los traspasos a Euskadi del tramo de la autopista AP-1, entre Armiñón y Burgos (seis kilómetros), así como las líneas de ferrocarril de mercancías Alonsotegi-Barakaldo y Bilbao-Basauri, en cumplimiento de las resoluciones del Tribunal Constitucional.

De esta forma, la Comunidad Autónoma Vasca gestionará a partir del 1 de enero de 2019 estas competencias, valoradas en 426.000 euros, que se descontarán del Cupo (287.875 de la autopista y 138.090 de las líneas de tren). El encuentro de la Comisión Mixta —presidida por Batet y Erkoreka— no se celebró desde 2011, cuando se realizaron las últimas transferencias a Euskadi, y es la primera vez que se desarrolla en la Comunidad Autónoma Vasca.

La ministra recordó que en las dos legislaturas del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero se realizaron 16 traspasos, después de los cuales no ha habido “ningún otro hasta hoy”. Ello ha supuesto, según apuntó, “retomar prácticamente desde cero la dinámica de acuerdos institucionales entre ambos Gobiernos”.

Maritxell Batet indicó que alcanzar estos acuerdos, tras solo cinco meses de Gobierno, ha exigido una labor de los equipos negociadores de ambas administraciones que quiso agradecer. De esta forma, dijo que se reanuda “la obligación legal de desarrollo y aplicación del desarrollo de autonomía, desde una perspectiva de lealtad institucional entre partes”, que se ha plasmado en “la renuncia a los maximalismos, optando por el acuerdo, aunque sea parcial, siempre que ha sido posible”.

En este sentido, afirmó que el proceso de negociación sobre traspaso del materias contempladas en el Estatuto continuará “con idéntico compromiso y voluntad por ambas partes”, y se abrirá, “de inmediato, a múltiples ámbitos”.

Batet explicó que se han intercambiado posiciones “sobre la ordenación de ese proceso” y espera que el acuerdo sobre algunas transferencias “pueda ser rápido”, aunque para otras, la negociación será “más prolongada”, por su “complejidad” y “dificultades técnicas, jurídicas e, incluso, de cambios legislativos, que requieren mayorías parlamentarias importantes en las Cortes Generales”, algo que “dificulta su plasmación inmediata”.

Respuestas

Asimismo, manifestó ante los medios que “es norma” del Gobierno del PSOE “atender y dar respuesta argumentada a toda demanda de un Gobierno autonómico, que se deriva del principio de lealtad constitucional” o de “lealtad federal”. “Los acuerdos de traspaso en la comisión mixta muestran que el marco constitucional y estatutario permite modelos que reconoce plenamente el autogobierno y constituyen un avance respecto a la situación actual”, aseveró.

A su juicio, “el marco constitucional y estatutario permite un autogobierno reforzado, y también reforzar la cooperación y la coordinación entre Administraciones”. “Hay muchas políticas autonómicas que caben en ese marco, y la voluntad del Gobierno de Pedro Sánchez es favorable al autogobierno, con la prioridad política de reforzar el principio de autonomía que contiene la Constitución”, insistió. La responsable de Política Territorial aseguró que “se abre una nueva etapa de lealtad institucional, de diálogo, de negociación y de capacidad de acuerdo por parte del Gobierno de España”.

En las próximas semanas los Ejecutivos central y vascos continuarán con los contactos para acordar el calendario de transferencias y establecer por dónde comenzarán los trabajos. Sobre la transferencia de instituciones penitenciarias, Meritxell Batet precisó que se trata de una materia “compleja”, pero “está en la lista” de peticiones del Ejecutivo autónomo y, por tanto, la incluirán en el calendario “aproximativo” que espera que esté preparado para final de año.