El Gobierno apela a la Ley de Memoria Histórica para su decisión.
El Gobierno apela a la Ley de Memoria Histórica para su decisión. / EFE
Publicidad

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, anunció ayer que los restos del dictador Francisco Franco serán exhumados del Valle de los Caídos y vueltos a enterrar el día 10 de junio por la mañana en el panteón de Mingorrubio en el cementerio de El Pardo, de titularidad estatal.

El Gobierno también ha contemplado la posibilidad de que la familia, “si quiere y decide”, celebre una “íntima” ceremonia en el lugar de la reinhumación y acorde a sus preferencias religiosas, resaltando que sólo será “para los familiares”.

Por este motivo, “no habrá comunicación ni convocatoria pública” y se adoptarán las medidas necesarias para evitar el uso de medios de captación y reproducción de imagen y sonido, ya que el fin es poder “preservar la intimidad” de la participación de la familia y “de los restos del dictador”.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Calvo aseguró que con este último paso “se está ejecutando la Ley de Memoria Histórica” del año 2007. “Una ley propia del esfuerzo de una democracia por atender los informes de la Naciones Unidas”, destacó.

Asimismo, argumentó que, expirados los sucesivos plazos que han tenido los familiares para recurrir la decisión y disponer sobre el destino de los restos mortales del dictador, el Gobierno ha elegido un “destino alternativo compatible” con la garantía del orden público y la seguridad ciudadana, puesto que se trata de un lugar de “titularidad estatal”.

Calvo insistió en que el próximo 10 de junio “se concluirá con el procedimiento” de la exhumación de Franco del Valle de los Caídos, cumpliendo con el Acuerdo del Consejo de Ministros del 31 de agosto de 2018, por el que se inició el procedimiento administrativo.

Además, como decreto establecido por el Ejecutivo, recordó que deberá ser una norma a cumplir por cualquier Gobierno, toda vez que tras las elecciones generales del 28 de abril pueda establecerse un gabinete de cualquier otra formación que no sea el PSOE.

Vox espera que el Tribunal Supremo resuelva en contra de la exhumación del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos como pretende el Gobierno.

“El Gobierno miente. No se atreverá a profanar una sepultura. Franco solo saldrá del Valle de los Caídos si así lo decide el Supremo”, publicó Vox en su cuenta oficial de Twitter poco después del anuncio realizado por la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo.

España viva

En este sentido, el partido liderado por Santiago Abascal manifestó su deseo de que “la Justicia deje a los muertos en paz”. “En Vox hablamos de la España Viva, no de las tumbas”, subrayó la formación.

Por su parte, Podemos criticó la “tomadura de pelo” que supone, a su juicio, el “enésimo” anuncio del Gobierno en relación a la exhumación de los restos.

El secretario general del partido morado, Pablo Iglesias, censuró en concreto el hecho de que a pesar de que el Ejecutivo de Pedro Sánchez se comprometió “a sacar al dictador del Valle de Los Caídos”, ahora diga “que el próximo Gobierno a lo mejor lo hace”.

“El Gobierno se comprometió con nosotros a quitarle la medalla al torturador Pacheco alias Billy el niño. No lo hizo. Se comprometieron después a sacar al dictador del Valle de Los Caídos. Ahora dicen que el próximo Gobierno a lo mejor lo hace. Algo hemos aprendido: Ciertas cosas sólo ocurrirán si Unidas Podemos gobierna”, señaló en una serie de tuits.

Por su parte, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, denunció que, además de “una tomadura de pelo”, el anuncio del Gobierno supone “un manoseo de la memoria histórica por motivos electorales” que “no se merecen las víctimas de la dictadura”.