El gobierno crea Amcesfi, organismo destinado a la estabilidad financiera

La creación de la Autoridad Macroprudencial viene motivada por el estallido de la última crisis y a las limitaciones de las herramientas tradicionales de supervisión

57
El modelo español destaca por su independencia y carácter transversal, y guarda similitudes con el alemán.
El modelo español destaca por su independencia y carácter transversal, y guarda similitudes con el alemán. / Efe
Publicidad

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó ayer real decreto aprobado por el Gobierno en Consejo de Ministros por el que se acuerda la configuración estructural de competencias y funciones de la Autoridad Macroprudencial Consejo de Estabilidad Financiera (Amcesfi), un organismo responsable de prevenir y mitigar el riesgo sistémico para la estabilidad financiera.

La creación de este nuevo organismo viene motivada por el estallido de la última crisis financiera y las “limitaciones” que mostraron las herramientas tradicionales de política económica y supervisión financiera a la hora de prevenir parte de los riesgos desencadenados para la economía, según explica el texto, cuya aprobación entrará en vigor el día siguiente a su publicación en el BOE, es decir, hoy domingo 3 de marzo.

La norma establece la estructura, régimen jurídico, funciones y facultades que tiene este órgano colegiado, adscrito al Ministerio de Economía y Empresa, presentó este real decreto a convalidación para que España “no fuera el último de Europa en tener ordenada una prevención, en términos de estar, como hemos estado, en una crisis que hubo evidentemente de preveerse”, según señaló la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que aprobó el decreto.

En este sentido, la Junta Europea de Riesgo Sistémico creada en 2010 estableció que cada Estado miembro debía crear su propia herramienta macroprudencial antes de julio de 2013, por lo que diversos organismos recomendaron sistemáticamente a España que llevase a cabo su constitución.

“Este Gobierno quiere que no vuelva a repetirse nunca una situación de inestabilidad financiera y de crisis como la que hemos vivido porque hayan faltado elementos racionales de prevención, de coordinación de esfuerzos y de respuesta”, destacó la vicepresidenta.

La Autoridad Macroprudencial incluye medidas de refuerzo de la capacidad supervisora de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y del Banco de España para evitar que se produzcan crisis financieras como la de 2008.

El Pleno del Congreso convalidó en enero el real decreto ley por el que se crearon herramientas macroprudenciales y se dotó de más capacidad al Banco de España, a la CNMV y a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

Tras el refuerzo de las competencias de los supervisores, quedaba pendiente la aprobación de este real decreto con el que se culminaba la configuración de la Autoridad Macroprudencial.

De esta manera, finaliza la reforma institucional del sistema de supervisión macroprudencial, una reforma que se realizó en “apenas ocho meses” gracias al compromiso y colaboración del Banco de España, la CNMV y el Ministerio de Economía y Empresa” y que mejorará la coordinación macroprudencial y permitirá a España disponer de instrumentos orientados a prevenir posibles riesgos sistémicos, indica el ministerio en un comunicado.

carácter transversal

El modelo español destaca por su “independencia y carácter transversal” y guarda similitudes con el alemán, ya que la gestión de las herramientas macroprudenciales se deja a los supervisores sectoriales (Banco de España, CNMV y Dirección General de Seguros), respetando su ámbito de actuación y experiencia, pero éstos deberán comunicar con anticipación a la Autoridad su intención de establecer los instrumentos, modificarlos o retirarlos.

La Autoridad Macroprudencial analizará posibles factores de riesgo, emitirá opiniones y alertas y realizará recomendaciones a los supervisores sectoriales, aunque estas recomendaciones no son vinculantes. En cualquier caso, si los supervisores deciden no cumplirlas deberán explicar y justificar su determinación.