El Gobierno aprobará este mes la subida del salario mínimo

El ejecutivo firmará el decreto ley para que entre en vigor desde el 1 de enero de 2019

68
Maria Jesús Montero, ministra de Hacienda, anunció que el gobierno aprobará el aumento en un Consejo de Ministros.
Maria Jesús Montero, ministra de Hacienda, anunció que el gobierno aprobará el aumento en un Consejo de Ministros. / E.P.
Publicidad

El Gobierno tiene decidido aprobar en un Consejo de Ministros de este mes el decreto ley que fijará el salario mínimo interprofesional (SMI) en 900 euros brutos al mes, todo con el fin de que esté en vigor desde el 1 de enero de 2019, sin esperar al proyecto de Presupuestos Generales del Estado que se presentará después.

Así lo confirmó en el Congreso la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en una conversación informal con los periodistas tras asistir al acto central por el cuadragésimo aniversario de la Carta Magna de 1978.

Montero explicó que, aunque los Presupuestos no completen su tramitación parlamentaria hasta mediados de año, la prometida subida de pensiones en función del IPC que incluyan podrá luego tener efecto retroactivo desde enero, pero no ocurre lo mismo con el salario mínimo.

Por ello, y con independencia de la tramitación de los Presupuestos Generales que se presenten en enero, el Gobierno prefirió adelantar a diciembre esta medida concreta vía decreto ley, que es la norma que permite su aplicación inmediata, aunque luego deba convalidarse en el Congreso.

aumento del 22%

Esta subida, pactada con Unidos Podemos en el acuerdo para sacar adelante los Presupuestos Generales de 2019, supone una elevación del 22% del salario mínimo. Según estimaciones del propio Ejecutivo, más de 1.340.000 trabajadores se verían beneficiados por la subida.

Desde el Ministerio de Hacienda confirmaron además la intención del Gobierno de presentar el proyecto de Presupuestos de 2019 el próximo mes de enero, asumiendo que llevarán las cuentas sin tener aún cerrado los apoyos para garantizar su aprobación.

Por lo tanto, reconocieron que probablemente conocerán si las cuentas superan su primer examen parlamentario, el debate de totalidad, el mismo día de la votación, y esperan que los grupos permitan su tramitación para poder negociar y decidir el futuro de los Presupuestos durante la fase de enmiendas.

La llegada al Congreso de los Presupuestos en enero implicaría previsiblemente habilitar el mes de enero para la actividad parlamentaria, una posibilidad ya tanteada en la Cámara Baja a la propia Comisión de Presupuestos.

El Reglamento del Congreso ya establece que el proyecto presupuestario tiene prioridad en la Cámara sobre cualquier iniciativa en tramitación, pero, en todo caso, la decisión de habilitar el mes de enero tendrá que adoptarla la Mesa del Congreso, donde PP y Ciudadanos cuentan con mayoría.