El expresidente Camps declara en la Audiencia Nacional por la trama Gürtel

El exdirigente valenciano afirma que esta situación “es una creación, un relato que no pueden romper” desde la izquierda porque interesa para mantenerle alejado del PP

16
El expresidente valenciano, Francisco Camps, a su llegada a la Audiencia Nacional donde declaró por la trama Gürtel.
El expresidente valenciano, Francisco Camps, a su llegada a la Audiencia Nacional donde declaró por la trama Gürtel. / e.P. 01 febrero 2019, corrupción, Gürtel (Foto de ARCHIVO) 01/02/2019
Publicidad

El expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps afirmó al salir de su declaración como imputado en la Audiencia Nacional por contratos a la trama Gürtel que esta situación obedece a “una creación”, ya que “desde la Izquierda” se “creó un relato y no pueden romperlo” porque interesa para mantenerle alejado de la política y al PP, su partido, señalado por corrupto.

Esa es la explicación de Camps para las imputaciones que le llevaron ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata, en relación a la contratación con Orange Market de contratos de la Generalitat Valenciana que él presidía, como el del stand de la administración en Fitur 2009.

“He estado imputado en algunas causas, sigo imputado en otras más y lo que intento explicar es que esto es una creación, un relato construido hábilmente —y hay que dar la enhorabuena a quien lo pensó—, para dar la sensación de que yo iba a la presidencia de la Generalitat a hacer cosas que no se correspondían con lo que realmente me preocupaba”, señaló en declaraciones a los medios.

Según ha afirmado, “se creó un relato y no pueden romperlo”. “Es necesario para seguir haciendo posible que yo no vuelva a la política y que mi partido siga arrastrando una imagen de corrupción que no se corresponde”, señaló, para defender que bajo su presidencia “todo lo que se hizo, se hizo bien, y no hay ni un dato, ni prueba ni circunstancia que varíe” esa afirmación.

Sobre el hecho de que algunos colaboradores y compañeros de gestión, como Ricardo Costa, le estén señalando ahora ante el juez como responsable de las adjudicaciones objeto de la investigación, Camps se limitó a apuntar que “llevan 10 años diciendo justo lo contrario” y si “en las últimas 48 horas por circunstancias personales” han “querido cambiar de opinión”, es cosa suya. “Yo no he cambiado de opinión”, zanjó.

amiguito del alma

Preguntado en particular por Álvaro Pérez, ‘el Bigotes’, reconoció que le conocía porque “organizaba los actos del partido” pero incidió en que su relación no era de amistad pese al audio de la conversación telefónica grabada un 24 de diciembre en la que se refería a él como “amiguito del alma”. Ahí nació, en su opinión, ese relato artificial construido en torno a su persona, intentando “destruir y ridiculizar”.

Además, dijo que “no hay hilo conductor que valga” entre él y ‘el Bigotes’, tampoco el que fuera conseller y portavoz de la Generalitat Esteban González Pons, que según la declaración de Pérez, fue quien dio el primer contrato en Valencia a Orange Market.

“Esteban González Pons es un político ejemplar y extraordinario”, destacó, para apuntar que a los dos les gusta “la convicción por el trabajo político y la seriedad y trabajar por los ciudadanos” y así, “cualquier otro tipo de atribución o tarea no se corresponde” con su “forma de ser”.

“¿Cómo es posible que diez años abierto en canal y nadie haya descubierto ni una reunión con policías como la de Dolores Delgado, ministra de Justicia o el exjuez Baltasar Garzón donde se habla de ‘qué bueno que tengáis una red de prostitución para sacar información y extorsionar’?”, planteó también Camps.