El equipo que cavará los últimos metros trabajará de rodillas

El operativo de ocho efectivos abrirá el acceso horizontal picando con un martillo neumático y, en el caso de que encuentren roca muy dura, tendrán que ir a microvoladuras

43
Continúan las labores de rescate de Julen, el niño que lleva desde el domingo 13 en un profundo y estrecho pozo.
Continúan las labores de rescate de Julen, el niño que lleva desde el domingo 13 en un profundo y estrecho pozo. / efe
Publicidad

Santiago Suárez, exjefe de la Brigada de Salvamento Minero de Hunosa desplazado a Totalán con motivo de las labores que se están realizando para restacar al pequeño Julen, explicó que el equipo de ocho efectivos que se encargarán de realizar los últimos metros de del túnel horizontal tendrán que trabajar de rodillas o tumbados en turnos de entre cuarenta minutos a una hora hasta localizar al pequeño.

Una vez acabado el pozo vertical paralelo al que cayó el niño el pasado domingo, los mineros bajarán en una jaula o ascensor, desde donde “trabajarán a distancia del suelo con el fin de dejarlo como caldera para que se lleve el escombro que van produciendo”. Cuando la galería alcance 1 o 2 metros, desplazarán la jaula hacia arriba.

En ese momento empezarán a abrir el acceso horizontal y lo harán picando con martillo neumático de aire comprimido y con “una pala echando el material hacia atrás”, explicó Suárez. A medida que los mineros avancen, sostendrán el techo y los laterales mediante el sistema de posteo típico de la minería de carbón.

“Se va colocando una pieza en el techo de la galería y luego apuntalando con madera”, explicó. En el caso de que encuentren roca muy dura, tendrán que ir a “microvoladuras” llevadas a cabo con explosivos no rompedores.

El exjefe de los mineros de Hunosa no precisó el tiempo que tardarán en realizar este acceso, dadas las dificultades del terreno debido a la complicación del trabajo y a la dureza del terreno. Los mineros irán equipados con mascarillas y detectores de oxígeno y se comunicarán con el resto de técnicos encargados del operativo vía telefónica.

Suárez dijo que si no aciertan con la altura a la que se supone que está el niño, tendrán que picar hacia arriba y a partir de ahí agrandar el pozo. “Los espacios confinados para esta gente no van a suponer ningún tipo de problema”, concluyó Suárez.

medidas de seguridad

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, comentó ayer que esperan que “en breve” los mineros puedan descender por el túnel vertical para rescatar a Julen del pozo de Totalán (Málaga) donde cayó, garantizando “todas las medidas de seguridad” para los operarios y para el propio niño.

A preguntas de la prensa tras participar en una campaña de la Guardia Civil contra la trata de seres humanos, Grande-Marlaska confirmó que Seprona de la Guardia Civil elaboró un informe que relacionó con “cuestiones administrativas ordinarias”. “Tiene que hacer ese conjunto de inspecciones y las remite al departamento oportuno, en este caso de la Junta de Andalucía”, añadió.

Fuentes judiciales apuntaron que las diligencias abiertas en el Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga fueron ampliadas para incorporar la información recopilada por el Seprona en relación con el pozo de Totalán en el que cayó Julen.

Dificultades

Grande-Marlaska comentó que “se va avanzando desde hace ya diez días” a pesar de las dificultades encontradas desde el primer momento. Por este motivo, agradeció el trabajo “en tiempo récord” de la Guardia Civil y el resto de instituciones públicas, entre ellos los colegios oficiales de ingenieros y minas.

Según Grande-Marlaska, los trabajos de rescate se encuentran en una última fase, el “último empujón para localizar y traer a Julen”, especificó. “Están surgiendo dificultades desde el primer momento”, añadió en referencia a los problemas de encamisado del túnel, “fruto de la orografía del terreno y se están solventando; esperemos que en breve los mineros puedan descender con todas las medidas de seguridad para ellos, seguridad para ellos y para Julen”.
El Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga es el que tiene las diligencias abiertas desde que se tramitó la alerta por el accidente de Julen. Se iniciaron a raíz de un atestado de la Guardia Civil.