El Circo del Sol despliega el universo ‘Avatar’ con un show interactivo

El mundo de Pandora de James Cameron inspira un nuevo espectáculo en el que el público participa a través de una aplicación que podrá descargarse en su teléfono móvil

97
Publicidad

El Circo del Sol recrea en Madrid un universo inspirado en la película ‘Avatar’, de James Cameron, con un espectáculo interactivo en el que el público participa a través de una App que podrá descargarse en su teléfono móvil.

Tras su paso por Barcelona, ‘Toruk. El primer vuelo’ hará una parada en Madrid hasta el domingo en el Wizink Center para más tarde continuar la gira por España en Pamplona del 6 al 10 de febrero.

Con la supervisión de James Cameron, el show transporta al espectador al mundo de Pandora con nuevas criaturas que no aparecen en la película original. Además, se desarrollarán nuevas disciplinas del circo creadas específicamente para este espectáculo.

Una de las partes más destacadas es el vuelo con cometa en interior, donde los acróbatas controlarán a las criaturas que habitan en Pandora mientras realizan en vivo los sonidos de las mismas.

Conectividad

Esta experiencia en vivo lleva la marca de los directores e innovadores multimedia Michel Lemieux y Victor Pilon. Se trata de una oda viviente a la coexistencia simbiótica de los Na’vi con la naturaleza, y su creencia en la interconectividad esencial entre todos los seres vivos.

Concretamente, Toruk, el protagonista de esta historia, mide doce metros y pesa más de 115 kilos, lo que añade una dificultad extra a la hora de realizar las acrobacias.

Durante las cerca de dos horas que dura el espectáculo, un total de 43 artistas realizarán cambios de vestuario con 100 trajes inspirados en la naturaleza. El cambio de vestuario más rápido se realiza en apenas un minuto y medio.

Además, se inventaron 25 tonos de azul para los disfraces y se mantuvieron cuatro tonos de piel de base azul para representar las diferentes variaciones de ADN entre las personas Na’vi.

Asimismo, los disfraces y los accesorios tenían que parecer que fueron hechos por manos de Na’vi por lo que los diseñadores tuvieron que inventar las fibras pandoranas que no existen en la Tierra.

Algunas variedades de la flora utilizada en los disfraces son en realidad recortes de esponjas de lufa o moldes de hojas de repollo. Además, otros están hechos con partes de hamacas.

Mientras, el maquillaje puede llevar hasta tres horas de preparación, según explica el acróbata Marco Piña, que lleva en el Circo del Sol desde marzo de 2018.

“Hace tres años hice las audiciones en Orlando y me llamaron para este show. Yo entrenaba por mi cuenta después del trabajo desde que de pequeño vi un espectáculo del Circo del Sol en la televisión y supe que quería ser acróbata. Es un sueño cumplido”, aseguró.

Piña explicó su ritmo frenético de trabajo con ensayos diarios y vuelos. “En tres meses he visitado cinco países y 20 ciudades. Tengo que hacer cardio, pesas etcétera a diario. Para el cuerpo no es suficiente estar en escena”, añadió.

Cuento mítico

El show cuenta con 40 proyectores para recrear Pandora, evocando paisajes imponentes y efectos tales como una cascada, un desierto seco, montañas flotantes, terremotos, volcanes en erupción, mares y selvas.

Un total de 16 marionetas representan a las criaturas de Pandora: seis Viperwolves, tres Direhorses, Tres Austrapedes, una Turtapede, dos enjambres de Woodsprites y una Toruk. Mientras que los Viperwolves y Direhorses están directamente inspirados en la película, los Austrapedes y los Turtapede fueron creados desde cero.

‘Toruk. El primer vuelo’ es un cuento mítico que transcurre miles de años antes de los acontecimientos de la película ‘Avatar’, y antes de que los humanos pusieran pie en Pandora.

Cuando una catástrofe natural amenaza con destruir el sagrado Árbol de las Almas, Ralu y Entu, dos muchachos Omatikaya al borde de la edad adulta, audazmente deciden tomar las riendas del asunto.

Al descubrir que Toruk puede ayudarlos a salvar el Árbol de las Almas, emprenden, junto con su nueva amiga, Tsyal, una misión hacia las alturas de las Montañas Flotantes para encontrar al imponente depredador rojo y naranja que domina el cielo de Pandora.

La profecía se cumple cuando un alma pura surge desde los clanes para montar a Toruk por primera vez y, así, salvar a los Na’vi de un destino terrible.