Miles de personas celebran el comienzo de las fiestas de San Fermín 2019 desde la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona. / efe
Publicidad

Los Sanfermines 2019 arrancaron en un ambiente festivo y musical con el lanzamiento del chupinazo por parte de Jesús Garisoain, subdirector de la banda municipal de música La Pamplonesa que, en su centenario, fue la elegida por los pamploneses para marcar el ritmo de la fiesta. A mediodía Garisoain, acompañado por el presidente de la banda, José Andrés Palacios, se asomó al balcón principal de la Casa Consistorial, desde donde prendió el cohete, decorado de color rojo y con las imágenes de San Fermín y el escudo de Pamplona. Al unísono dieron inicio a las fiestas al grito de: “Pamplonesas, pamploneses, viva San Fermín. Iruindarrak, gora San Fermín”.

En esos instantes se vivieron momentos de tensión y nerviosismo en el balcón reservado para los concejales de EH Bildu y Geroa Bai, cuando dos ediles trataron de sacar una ikurriña, lo que les fue impedido por los policías municipales que estaban en la sala.

Mientras tanto una plaza abarrotada de personas, que desde horas antes se fueron congregando mostrando su disposición a meterse de lleno en la fiesta, saludaron con entusiasmo la presencia de los miembros de La Pamplonesa y secundaron los vivas al santo, tras lo que, como dicta la tradición, se anudaron al cuello los pañuelos rojos, de los que muchos no se desprenderán hasta el 14 de julio.

Por razones de seguridad el Ayuntamiento había prohibido acceder a la plaza con envases de vidrio, palos y banderas o telas de gran tamaño, pese a lo que se pudo ver una pancarta en contra de la dispersión de los presos y varias banderas, entre ellas una ikurriña de grandes dimensiones. Las autoridades, encabezadas por el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, e invitados que siguieron desde los balcones y el interior de la Casa Consistorial el lanzamiento del chupinazo igualmente, y superada la tensión generda por el incidente se sumaron a la fiesta que comenzó con una temperatura cercana a los 30 grados.

Tras ese momento, que la mayoría de los integrantes de La Pamplonesa vivieron en el zaguán de la Casa Consistorial, la banda interpretó su tradicional primera pieza, la ‘Biribilketa’ de Gainza. A partir de ahora regresa a la calle, su escenario natural en Sanfermines.

Aunque todas las miradas estaban fijas en esa plaza, ese no fue el único escenario en el que se vivió con intensidad el chupinazo, ya que miles de personas lo siguieron en directo a través de cinco pantallas gigantes de televisión instaladas en la ciudad. Ese fue el arranque oficial de una fiesta que para muchos comenzó horas antes, con los tradicionales almuerzos que llenaron bares, peñas y calles de la capital de mesas repletas de personas ya vestidas de blanco.

Allí comenzaron a coger fuerzas para 204 horas de fiesta con actividades en la calle para todas las edades y el apoyo de un programa oficial, con 496 citas que tiene como imagen el cartel “Ayer soñé un 6 de julio”, de Edurne Taínta, una obra elegida por votación popular.

Disfrutar la fiesta desde el respeto y el rechazo de la violencia sexista es el mensaje que se ha lanzado desde las diferentes instituciones, en especial el Ayuntamiento, que han previsto un dispositivo de seguridad y sanitario encaminado a lograr que las “mejores fiestas del mundo”, en palabras del alcalde, sean “divertidas, alegres, sanas y seguras”.

La seguridad

En ese sentido el dispositivo de seguridad, integrado por más de 2.600 agentes y que como novedad cuenta con policías a caballo, incorporará también agentes especializados de la Unidad de Atención a la Familia y Mujer de la Policía Nacional para prevenir acciones contra la libertad e integridad sexual. A la espera de los encierros que comienzan hoy, la plaza de toros acogió ayer un festejo de toros de El Capea, de San Pelayo de Guareña (Salamanca), para los rejoneadores Pablo Hermoso de Mendoza, Leonardo Hernández y Roberto Armendáriz.

La banda norteamericana Hot 8 Brass Band, una de las formaciones referentes de este estilo, protagonizarán este sábado el primer concierto nocturno del ciclo dedicado a las músicas del mundo, mientras que Efecto Mariposa y Soraya abrirán los conciertos de la plaza de los Fueros de la capital navarra.