La Fiscalía apreció atenuante de confesión y a su petición se adhirieron la acusación particular y la defensa.
La Fiscalía apreció atenuante de confesión y a su petición se La Fiscalía apreció atenuante de confesión y a su petición se adhirieron la acusación particular y la defensa. / europa press
Publicidad

El hombre acusado de abusar sexualmente de su hija menor de edad y dejarla embarazada en Mallorca reconoció los hechos en el juicio celebrado en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma y será condenado a una pena de siete años y medio de cárcel.

El hombre, que tenía suspendida una condena anterior por haber abusado sexualmente de la menor, contestó afirmativamente a todas las preguntas que le panteó el fiscal, por lo que admitió que hizo caso omiso, conscientemente, de la orden de alejamiento que tenía impuesta sobre su hija y que abusó de ella varias veces.

Por ello, la Fiscalía apreció la atenuante de confesión y solicitó una condena de siete años y medio de cárcel, petición a la que se han adherido la acusación particular y la defensa. Originalmente, el fiscal pedía una pena de 13 años de cárcel. Será condenado a siete años por el delito de abusos y a seis meses por el de quebrantamiento de condena.

Indemnización

Además, deberá indemnizar con 10.000 euros a la representante legal de la víctima y se le impondrá una orden de alejamiento de su hija durante diez años y otra de sus otros dos hijos por tiempo de cinco años. Además, una vez salga de prisión, estará cinco años en libertad vigilada y se le priva de la patria potestad.

En el juicio, el acusado confesó que entre 2017 y 2018 acudía al domicilio donde residía su hija en Andratx pese a tener una orden de alejamiento, y que durante esos encuentros, aprovechándose de que era su padre, en numerosas ocasiones mantuvo relaciones sexuales con la menor, que quedó embarazada.

Posteriormente, y antes de que se le notificara la apertura de diligencias contra él, el hombre se personó en una comisaría y relató lo ocurrido. “Yo siempre he reconocido todos los hechos y yo mismo fui a entregarme a la Policía”, declaró. Por este motivo, se apreció una atenuante muy cualificada de confesión, si bien también existe la agravante de reincidencia en el proceso.

Por su parte, la menor, que declaró por videoconferencia, ratificó el relato que hizo ante la Policía y el Juzgado.