Francisco Javier Medina (i) junto a uno de sus abogados después de comparecer ante la prensa.
Francisco Javier Medina (i) junto a uno de sus abogados después de comparecer ante la prensa. / EFE
Publicidad

Francisco Javier Medina, —absuelto por el doble crimen de Almonte, en el que fueron asesinados un padre y su hija de ocho años en su vivienda de la localidad almonteña en 2013—, aseguró ayer que siempre ha mantenido su inocencia y que “se ha hecho justicia” con él tras un veredicto del tribunal del jurado de no culpabilidad y tres sentencias absolutorias.

En una rueda de prensa, junto a sus abogados Francisco Baena Bocanegra y Juan Ángel Rivera Zarandieta, Medina dejó claro que va a exigir que “se siga investigando” el caso para dar con el verdadero culpable o culpables de la muerte de las víctimas.

“Me han destrozado la vida por una equivocación”, remarcó, antes de lamentar “el auténtico calvario” por el que han pasado su familia y él en todo este tiempo. “Me he ganado el derecho a recuperar mi vida”, enfatizó el joven almonteño, que indicó que sigue viviendo en Almonte y está en manos de psicólogos para superar esta experiencia y recuperar su normalidad.

El pasado 21 de diciembre el Tribunal Supremo ratificó la absolución de Medina, único encausado por el doble crimen. De esta forma la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo confirmó la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que, al igual que la del Tribunal del Jurado de la Audiencia Provincial de Huelva, absolvía a Francisco Javier Medina.

Se trata de la primera vez que Medina habla ante los medios y leyó un comunicado donde quiso agradecer el apoyo recibido por su familia, amigos y abogados todo este tiempo, tanto durante los más de tres años que pasó en prisión preventiva como en el periodo relativo a todo el proceso judicial. No obstante, pidió que acabe “el linchamiento” al que ha sido sometido con “una campaña de mentiras” contra él, cuando “nada tenía que ver con estos hechos”.

Recuperar su vida

“A los que me han acusado injustamente, solo les digo una cosa: ha pasado más de un año desde mi primera sentencia que demuestra mi inocencia y todavía no les he escuchado decir me he equivocado. No les pido que me digan perdón, solo que se han equivocado”, dijo.

Así, sus abogados se sumaron a su petición para que terminen “las difamaciones” en las redes sociales contra Francisco Javier Medina e incluso plantean medidas legales para que las personas que “con osadía y valentía” han dicho esas cosas contra él “tengan la misma valentía” para aceptar las posibles consecuencias legales.

“Me he ganado el derecho a recuperar mi vida y no guardo rencor pero no puedo olvidar lo que ha sucedido”, prosiguió Medina, que recordó que hace ya más de un año desde su primera sentencia absolutoria y que no ha escuchado decir “me he equivocado contigo”. Por tanto, quiere que “se investigue de verdad para encontrar al asesino de Miguel Ángel y María”. “Voy a exigir que se siga investigando”, reiteró.

Medina subrayó que se ha demostrado “por activa y por pasiva” su inocencia, por lo que dejó claro que no tiene que abandonar Almonte. “Lo que quiero es que esto termine de una vez por todas y que me dejen vivir tranquilo”, agregó.

Tras señalar que por él se hubiera sentado antes ante los medios, pero no lo hizo por recomendación de sus abogados y respetar “los tiempos de la justicia”, señaló que no ha sido fácil “aguantar que digan mentiras” sobre su persona y estar en prisión “injustamente”.

Además, remarcó que el peor momento de todos ha sido “que te juzguen siendo inocente y el paso por la cárcel”, mientras que el mejor fue el día del juicio en el que se demostró su inocencia.