Eduardo Zaplana en el coche de la Guardia Civil tras su detención.
Eduardo Zaplana en el coche de la Guardia Civil tras su detención. / efe
Publicidad

El exministro de trabajo Eduardo Zaplana fue detenido ayer por un presunto delito de blanqueo de capitales y otro de delito fiscal. Además de Zaplana, fueron detenidas otras dos personas acusadas de los mismos delitos.

El exministro de Aznar fue arrestado por orden del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia, que lo investiga por un delito de cohecho (cobro de sobornos) y de blanqueo de capitales.

El exministro destá acusado presuntamente de aflorar dinero negro procedente del extranjero.

La Guardia Civil considera que este dinero, que se encontraba en paraísos fiscales, procede de comisiones obtenidas por adjudicaciones de contratos concedidos de forma irregular.

Zaplana, que presidió la Comunidad Valenciana entre 1995 y 2002, fue nombrado en 2002 ministro de Trabajo y Asuntos Sociales por el entonces presidente del Gobierno José María Aznar. En 2008 abandonó la política para dedicarse a actividades empresariales.

Tras ser arrestado, el exministro permaneció en el interior de la vivienda mientras duraba el registro de casi cinco horas. Zaplana abandonó su domicilio, detenido en un coche conducido por agentes de la UCO de la Guardia Civil, y bajo una gran expectación de medios y curiosos que querían ver a un Zaplana “humillado” o, por contra, darle ánimos. “Sé valiente, Eduardo”, se pudo escuchar.

Zaplana ocupaba el asiento trasero de la derecha de un BMW X5 que salió directo desde el garaje de la vivienda. Tras su salida, dos grúas procedieron a sacar del garaje dos coches de alta gama.

Junto al expolítico fueron detenidas otras cinco personas entre las que se encuentra el empresario Vicente Cotino, sobrino del exdirector de la Policía Nacional, y exvicepresidente del Gobierno valenciano, Juan Cotino.

En el marco de esta operación bautizada como ‘Erial’, también han sido detenidos el que fuera jefe de Gabinete de Zaplana, Juan Francisco García; Francisco Grau, economista y exsecretario del consejo de administración de la CAM; Joaquín Barceló Llorens, exdirectivo de Terra Mítica, y la mujer de éste último.

El exministro y expresidente de la Generalitat, ya tuvo que declarar en calidad de testigo en la Audiencia Nacional por los ‘pinchazos’ de una conversación mantenida con el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González sobre una grabación con la que se chantajeó presuntamente al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

En esta conversación, que mantuvieron en el despacho de González antes de ser detenido en el marco de la operación Lezo, se hacía referencia a una cinta en la que un empresario reconoció supuestamente unos pagos en ‘B’ al PP en 2008. Por estos hechos, el juez de la Audiencia Nacional que investiga la causa también conocida como ‘los papeles de Bárcenas’ citó a Zaplana el pasado mes de diciembre.

Diez millones

En su declaración, el exministro de Trabajo reconoció que se produjo la conversación y que González le habló de la existencia del vídeo pero se desvinculó de la presunta financiación irregular del PP asegurando que él había abandonado la política en el año 2008 y que no había vuelto a ocupar un cargo interno en la formación.

La Fiscalía Anticorrupción y la Unidad Central Operativa (UCO) rastrean el cobro de unos diez millones de euros en comisiones ilegales recibidas por la adjudicación de contratos públicos durante la etapa de Eduardo Zaplana al frente de la Generalitat Valenciana.

Los investigadores de la UCO se personaron en la sede de la Consejería de Economía y practicaron una veintena de registros para recabar documentación sobre contratos públicos, entre ellos de la concesión de la ITV y del Plan Eólico diseñado durante la etapa de Zaplana al frente del Gobierno valenciano.

Las citadas fuentes cifraron en diez millones el dinero que se habría abonado en concepto de comisiones ilegales para beneficiarse de la adjudicación de esos contratos, si bien precisan que, de momento, se está investigando el destino y los beneficiarios del mismo.