Díaz avisa al PP que se prepare para el futuro gobierno socialista de la Junta

La presidenta autonómica pide a los andaluces que la ayuden en el último “empujón” de la campaña electoral para lograr una amplia mayoría en los comicios del día 22

1

La candidata del PSOE-A a la reelección como presidenta de la Junta, Susana Díaz, manifestó ayer que el PP no sabe lo que le espera durante los próximos cuatro años con ella al frente de la Junta y pidió a los andaluces que la ayuden en el último “empujón” de la campaña electoral para lograr una amplia mayoría en los comicios autonómicos del día 22. Expresó además que quiere que los andaluces estén orgullosos de ella como presidenta de la Junta y lo demás le “da igual”.

Durante su intervención en un mitin en el pabellón semicubierto del Palacio de Ferias de Jaén en el noveno día de campaña y al que asistieron unas 2.500 personas, según la organización, Díaz indicó que, durante su recorrido por todos los rincones de la comunidad, está viendo una “marea de esperanza, de ilusión y de ganas de que ganemos y bien en Andalucía, porque la gente siente que con nosotros, van a ganar también ellos”. Apuntó además que los ciudadanos le piden que no se pelee con nadie y que se dedique a ganar en la comunidad de Andalucía.

En este sentido, destacó que los socialistas están haciendo una campaña a favor de la gente, que “no va contra nadie”, sino a favor de los andaluces. Susana Díaz expresó que está orgullosa de ser presidenta de la Junta, de ser de una familia humilde y de que los andaluces se sientan representados por una persona que sabe lo que sienten las familias en la región andaluza.

“Quiero que vosotros estéis orgullosos de mí como presidenta, eso es lo que quiero y a lo que aspiro, y lo demás me da igual”, indicó la candidata socialista, a la que los asistentes al mitin gritaron “presidenta, presidenta”.

Susana Díaz aprovechó, no obstante, para criticar la actitud que están teniendo en esta campaña los dirigentes del Partido Popular, en una “romería de ministros” y con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al frente, y a los que ayer les tuvo que decir, según apuntó, que estar “preñá’ y mala no es lo mismo”.

“Me da igual que me digan lo que me espera, lo que no saben ellos es lo que les espera los próximos cuatros con esta presidenta al frente de la Junta”.

Por eso, pidió a los andaluces que la ayuden en este último empujón de la campaña y recalcó que ella quiere deberse como presidenta solo a Andalucía, cuyos hombres y mujeres son los únicos que le tienen que decir lo que tiene que hacer para decidir el futuro de esta tierra.

“Los demás vienen, atacan, insultan, ofenden, se meten con Andalucía y después se marchan, y los que nos quedamos aquí somos los que amamos a nuestra tierra», los que conocemos sus problema y los que nos rebelamos cuando hay «abusos de poder”, dijo la presidenta de la Junta.