La Policía Nacional de Santiafo de Compostela detuvo a la madre del bebé que se iba a dar en adopción.
Policía Nacional
Publicidad

La Policía Nacional de Santiago de Compostela detuvo a una madre biológica y a un hombre al que iba a dar en adopción a su bebé, según informó la Policía Nacional. Además, está investigado un familiar del supuesto padre, con el que convivió también en la ciudad compostelana mientras estuvo embarazada, tras viajar desde Honduras en diciembre de 2017. La investigación se lleva a cabo como presuntos autores de un delito de alteración de paternidad de un recién nacido.

La investigación se inició a finales del mes de agosto de este año, cuando se comunicó desde un juzgado de Santiago la posibilidad de que se “estuviese cometiendo un delito” en un centro hospitalario a la hora de inscribir a un recién nacido bebé.

La investigación abierta se tuvo que remontar a diciembre de 2017, cuando la madre biológica llegó a España embarazada procedente de Honduras. Dada su situación personal y laboral y, tras considerar que no podía hacerse cargo del bebé, decidió darlo en adopción, para lo que “buscó en Internet y puso un anuncio”, según el relato policial.
Fue así como, según el comunicado de la Policía, una pareja habría contactado con ella para adoptar el bebé y “la convencieron para que se fuese a vivir con ellos hasta el momento del parto”.

Ya en el mes de julio, la madre biológica residía en la ciudad de Santiago de Compostela (A Coruña) junto con el hombre que iba a adoptar al niño y un familiar de él. Dio a luz en agosto y el hombre que la acompañaba cubrió los papeles del hospital con los datos del recién nacido, haciendo constar los apellidos de ambos.

Así, actuó ante el personal sanitario como si fuese la pareja de ella y, posteriormente, el día en que el supuesto padre y el familiar de él se disponían a inscribir al recién nacido en el Registro Civil, “la madre biológica se arrepintió y confesó sus intenciones a los médicos del centro”.

Según el relato policial, la mujer comentó lo que había pasado y dijo que “no quería entregar a su hijo a aquel hombre” y también se lo comunicó al que actuó esos días como pareja de ella.

A raíz de la investigación, fueron detenidos la madre biológica y el hombre que se inscribió como padre, ya que “no existía ninguna constancia de que hubiesen seguido los procedimientos legales para la realización de una adopción o similar”.

Además, se considera que ambos “cooperaron de forma activa” en la alteración de la correcta filiación del menor, al realizar la primera inscripción documental del bebé con los apellidos de los dos. Por el momento se acordó el acogimiento familiar temporal del menor por parte de la Xunta.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir