El detenido estuvo en prisión provisional por unas supuestas amenazas a Sánchez.
El detenido estuvo en prisión provisional por unas supuestas amenazas a Sánchez. / EFE
Publicidad

Los Mossos d’Esquadra detuvieron ayer a un vigilante de seguridad, experto tirador y con licencia de armas, que presuntamente planeaba matar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El detenido, de 63 años y vecino de Terrassa (Barcelona), fue arrestado hace tres semanas y tras pasar a disposición del Juzgado de Instrucción 3 de Terrassa ingresó en prisión preventiva.

Manuel M.S. planeaba atentar contra el presidente como venganza por la orden de exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos, y en su domicilio tenía un arsenal de 16 armas de fuego, con rifles de precisión y un subfusil de asalto.

Al parecer, fue campeón de España de 100 kilómetros entre los años 1993 y 1996, compitiendo con el club de atletismo de Rubí (Barcelona), y, según el entorno deportivo del detenido, “era un buen deportista y una buena persona”.

El detenido es hijo del último alcalde franquista de Rubí (Barcelona), Manuel Murillo Iglesias, que ejerció el cargo de 1962 a 1977.  El Juzgado de Instrucción 3 de Tarrasa (Barcelona) tiene abierta una causa contra el tirador que presuntamente quería matar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por los delitos de conspiración para atentar contra autoridad con uso de arma, delito de amenazas graves, delito de tenencia ilícita y depósito de armas, municiones y explosivos y un delito de odio.

Según informó el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el Juzgado de Instrucción 4 de Tarrasa, en funciones de guardia, acordó el 21 de septiembre enviar a prisión provisional al detenido por los Mossos d’Esquadra el 19 de septiembre por unas supuestas amenazas a Sánchez.

El 4 de octubre, el Juzgado de Instrucción 3 de Tarrasa, que instruye el caso, ratificó la prisión provisional comunicada y sin fianza; y mantiene la causa abierta por los citados delitos.