Detienen a una mujer por simular ser una pediatra y robar un bebé

La presunta autora del rapto fue detenida tres horas después por la policía, gracias a la colaboración de una farmacia • La arrestada habría perdido a su niño hace tiempo

159
El padre del bebé agradeció públicamente el trabajo realizado tanto por la Policía como por el hospital.
El padre del bebé agradeció públicamente el trabajo realizado tanto por la Policía como por el hospital. / europa press
Publicidad

Una mujer de 47 años vecina de Cabanillas del Campo fue detenida ayer como presunta autora del rapto de un bebé durante unas tres horas al hacerse pasar por pediatra en el Hospital Universitario de Guadalajara. Al parecer, la detenida habría perdido un bebé hace tiempo.

Así lo trasladaron en rueda de prensa el subdelegado del Gobierno en Guadalajara, Ángel Canales, y el comisario jefe en la provincia, José Arroyo, que comparecieron de urgencia ante los medios a raíz de los acontecimientos, junto al padre del bebé.

Fue en la mañana de ayer cuando la presunta autora del rapto se personó en la habitación de los padres —el bebé tenía días— para trasladarles que era pediatra y que tenía que llevárselo para realizarle unas pruebas médicas.

Los hechos se produjeron sobre las 10.20 horas de ayer y a las 13.20 estaba ya estaba localizado.

Gracias a la labor policial y a la colaboración de una farmacia de Cabanillas consiguieron hallar al bebé, pues se difundió en un primer momento una imagen de la presunta autora de los hechos para que las farmacias de la zona tuvieran constancia de ello. Esta información la que permitió a los agentes centrar la investigación en esta localidad del Corredor apenas “tres cuartos de hora después de producirse la sustracción de bebé”.

Fue en el momento en que la detenida se personó en una farmacia de Cabanillas, a pedir leche para el bebé y al manifestar que no sabía la que tomaba, cuando se activaron las sospechas.

“Trabajábamos contrarreloj y el tiempo jugaba en nuestra contra, pero el servicio ha sido inmediato”, dijo en la comparecencia ante los medios el comisario, agradecido muy especialmente a la farmacéutica de Cabanillas.

detención

Tras informarles un vecino que cerca, una señora, había tenido un bebé y había fallecido, localizaron su domicilio y, aunque según el comisario la mujer, “nerviosa y llorando”, les abrió la puerta y “lo ha negado todo, absolutamente, nosotros nos hemos quedado tranquilos al ver que allí había un bebé y comprobar que la numeración del cordón umbilical correspondía con la que llevaba la madre en el hospital”, dijo.

Poco después la mujer les reconocía que había sido ella, y “parece ser que esta mujer ha tenido un bebé que ha fallecido y pudiera estar en una situación de trastorno transitorio”, señaló el comisario, tras indicar que precisamente, la detenida había sido también trasladada al hospital para realizarle las pruebas pertinentes.

Inmediatamente dieron traslado al padre del bebé, quien se personó en la vivienda y se hizo cargo del hijo, para después realizar la correspondiente denuncia, según indicó Arroyo. El comisario agradeció también la colaboración ciudadana de los vecinos de Cabanillas y del entorno ya que la investigación la ampliaron a toda la zona donde alguna mujer hubiera dado a luz algún bebé.

Al parecer, tal y como explicó después el comisario, la falsa pediatra se había personado en la habitación del hospital donde estaban los padres con el bebé y les preguntó que si le habían hecho la prueba del talón y la del esfuerzo, y ella salió y les dijo que ahora venía a por el niño para hacérsela.

A los pocos minutos regresó y cogió al bebé, pero el padre —según Arroyo—. “se mosqueó” y dio inmediatamente la voz de alarma y revisaron el hospital de arriba abajo y al ver que no estaba se pusieron ya en marcha diferentes medios”.

El comisario se mostró agradecido también de que el final fue un final feliz y que en tres horas consiguieron localizarlo. “Guadalajara sigue siendo una ciudad segura”, señaló.
Por su parte, el subdelegado del Gobierno agradeció la “eficacia y rapidez” con la que actuó la Policía Nacional y la colaboración de las policías de Cabanillas, Marchamalo y Guadalajara capital a la hora de poner en marcha el dispositivo de localización de búsqueda del bebé, ya que ello hizo posible que de manera “muy rápida y eficaz” se haya conseguido “un desenlace feliz y rápido”.

Por su parte, el padre de este bebé —el tercero que tiene—, agradeció públicamente el trabajo realizado tanto por la Policía como por el hospital y reconoció que se había asustado mucho.