Uno de los arrestados, de 57 años de edad, fue detenido por delito continuado de agresión sexual a una menor de tres años.
Uno de los arrestados, de 57 años de edad, fue detenido por delito continuado de agresión sexual a una menor de tres años. / e.p.
Publicidad

Agentes de la Policía Nacional detuvieron a 79 personas en una macro operación contra la producción y distribución de material pedófilo en Internet, según informó el Ministerio del Interior. La operación, que se inició en enero de 2016, fue “una de las más importantes” contra la pornografía infantil realizadas hasta la fecha en España, tanto por el elevado número de detenidos (78 hombres y una mujer) como por la identificación de las víctimas y la enorme cantidad de material intervenido.

Gracias a la investigación se detuvo en Madrid a un joven de 27 años que trabajaba con menores por distribuir videos de contenido pedófilo y se localizó e identificó en Perú a una mujer que abusó de su hija y de su sobrina.

Portátiles

En los 80 registros domiciliarios realizados en trece comunidades autónomas se intervinieron un total de 45 ordenadores portátiles, 113 discos duros, 25 teléfonos móviles, 38 memorias USB, más de 300 DVD y otros materiales informáticos en los que se almacenaban gigas de contenido pornográfico de extrema dureza protagonizados por menores de edad.

Uno de los arrestados, de 57 años de edad, fue detenido por delito continuado de agresión sexual a una menor de tres años y por la producción de material pedófilo desde el año 2010 hasta el 2013. Para cometer el delito de agresión sexual se aprovechaba de la relación de confianza con los padres de la menor.

Entre el material que se le intervino, se localizaron cientos de imágenes que mostraban los continuados abusos sexuales a los que una mujer sometía a dos niñas, de once y cuatro años. Tras diversas gestiones, los agentes lograron la plena identificación de la abusadora sexual, de nacionalidad peruana, así como de las víctimas, que resultaron ser la hija y la sobrina de la mujer.

La detenida era la responsable de la producción del material pedófilo desde su país de origen y los contenidos eran dirigidos al detenido anteriormente referenciado. Los agentes pudieron corroborar que entre ambos, se detectaron transferencias monetarias a través de una empresa de envío de dinero y que los cargos coincidían en el tiempo con la producción de las imágenes en este caso.