Detenidos seis miembros de una banda criminal que traficaba con estupefacientes

La organización utilizaba a inmigrantes ilegales para financiar la compra de sustancias.

1

Agentes de la Guardia Civil de Cádiz, en el marco de la denominada ‘Operación Primolbar’, desarticuló un grupo criminal dedicado a la introducción de estupefacientes e inmigrantes irregulares en Barbate (Cádiz) con la detención de seis personas. Además, los arrestados arrojaron al agua a un inmigrante menor de edad delante de la embarcación de la Guardia Civil con la intención de eludir la detención.

La operación se inició el pasado año cuando los guardias civiles de Barbate tuvieron conocimiento de que una persona que había trabajado para determinadas organizaciones de narcotraficantes afincadas en la provincia, podía estar aprovechando su experiencia y contactos para organizar viajes a Marruecos por su cuenta encargando pequeñas cantidades de hachís.

La financiación de estas compras de estupefacientes se podían estar realizando aprovechando el viaje de vuelta para traer inmigrantes ilegales, a los que se cobraba determinadas cantidades de dinero por adelantado, con el que compraban la droga en Marruecos.

Así, las investigaciones de los guardias civiles les llevaron a abortar un primer alijo de drogas que se intentaba introducir por la zona de Zahora a bordo de una embarcación recreativa, donde se detuvieron a dos personas y se incautaron 220 kilos de hachís.

El 10 de junio del pasado año, los guardias civiles aprehendieron 270 kilogramos de hachís en la playa de La Hierbabuena, deteniendo a los dos ocupantes de la embarcación recreativa en la que se transportaba la droga, un español y un marroquí que fueron detenidos de inmediato cuando intentaban ocultarse.

Finalmente, el pasado día 30 de marzo, los guardias civiles pudieron observar, a hora muy temprana, que tres de los investigados se dirigían al puerto de Barbate para hacerse a la mar a bordo de la embarcación recreativa propiedad de uno de ellos.

Tras conseguir intervenir dicha nave, la operación se saldó con la detención de los tres españoles que viajaban en la recreativa y la interceptación de tres inmigrantes irregulares.

Más operaciones.- La Guardia Civil se incautó de 210 kilos de pasta de cocaína y detuvo a 13 miembros de una supuesta organización criminal que introducía la droga en España a través de un novedoso sistema de ocultación en mobiliario simulando la realización de mudanzas desde Perú.

Los miembros de la red son ocho hombres y cinco mujeres de nacionalidades colombiana, española, peruana, guineana, marroquí y cubana, de edades comprendidas entre los 25 y los 71 años, de Barcelona, L’Hospitalet de Llobregat, Cornellà de Llobregat, El Prat de Llobregat (Barcelona) y Cunit (Tarragona).

Durante la fase final de la operación se llevaron a cabo diez registros. Además de la droga se intervinieron cinco vehículos de alta gama, varias armas y material tecnológico.