Imagen de uno de los accesos al Metro de Valencia
Imagen de uno de los accesos al Metro de Valencia / Europa Press
Publicidad

Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado sábado a nueve personas, todas ellas de nacionalidad alemana y de entre 19 y 42 años, tras presuntamente provocar escenas de pánico en un convoy de la Línea 3 de Metrovalencia, al que entraron con gritos de “arderéis en el infierno”; “sois todos pecadores y vais a morir” o “este tren está lleno de alcohol, droga y pecado”.

Los detenidos, que profesan la religión evangelista, pasaron este pasado domingo a disposición judicial como presuntos autores de un delito de desórdenes públicos, según confirmaron a los medios de comunicación fuentes de la Jefatura Superior de Policía.

El juzgado de Instrucción número seis de Valencia, en funciones de guardia, acordó prisión eludible bajo fianza de 12.000 euros para cada uno de los detenidos, en una causa que queda abierta por un presunto delito de desórdenes públicos y que investigará finalmente el juzgado de Instrucción número siete.

Los hechos sucedieron sobre las 22.45 horas del pasado sábado en un metro de la Línea 3 de Metrovalencia, entre las estaciones de Xàtiva y Alameda, en el centro de la ciudad. Los ahora detenidos supuestamente accedieron al vagón en la estación de Xàtiva, con mochilas, planfletos de su religión y una cruz de metro y medio, según la Policía.

De una manera, “muy escandalosa”, según relataron los testigos a la Policía, las nueve personas presuntamente profirieron gritos del tipo: “Este tren está lleno de alcohol, drogas y pecado”; “sois todos pecadores y vais a morir pecadores” o “arderéis en el infierno”, clamaban a través de un megáfono.

La situación generó escenas de pánico ya que los viajeros se asustaron, e incluso una mujer sufrió una herida en un pie en una estampida al parar el tren en Alameda, donde bajaron. La Policía acudió al lugar alertada por llamadas de los ocupantes del convoy, recibidas tanto en el 112 como en la central del 091.

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana ha facilitado a la Policía las imágenes de lo sucedido para proceder a la investigación, según informaron a los medios fuentes de la empresa.